Cómo guardar grandes cantidades de hidrógeno combustible en poco espacio

  • Share on Tumblr

Como se sabe, el hidrógeno (H2) es un combustible con grandes posibilidades de competir con el petróleo. Una de sus ventajas es que no genera CO2, sino agua. Pero tiene un serio inconveniente: su difícil almacenamiento. Téngase en cuenta que para producir la misma energía que 1 litro de gasolina se necesitan 3.000 litros de H2, por lo que hay que comprimirlo en botellas a altas presiones y muy bajas temperaturas (253 ºC bajo cero), lo que, obviamente, consume mucha energía.

Por ello, se está trabajando en diversos sistemas para almacenar hidrógeno de forma “sólida”. He aquí algunos ejemplos:

    • Científicos de la Universidad estadounidense de Rice almacenan hidrógeno en “nanobolas” de fulereno alcanzando altísimas densidades.
    • Investigadores de las universidades de Newcastle y de Liverpool (Reino Unido) trabajan con aleaciones metálicas nanoporosas. En la actualidad, están tratando de construir hojas apilables.
    • En el National Institute of Standards and Technology de Gaithersburg (Maryland, EEUU) han sintetizado un polímero plástico al que han añadido titanio que almacena grandes cantidades de hidrógeno.
    • En la Universidad Técnica de Dinamarca propusieron emplear ciertas sales para almacenar hidrógeno químicamente y liberarlo paulatinamente.
    • En la Universidad Estatal de Arizona capturan el gas en soluciones alcalinas de borohidrato.
    • El grupo de Materiales de Interés en Energías Renovables de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) investiga la acumulación de hidrógeno en materiales basados en magnesio.
    • El Centro de Física de Materiales (CSIC / Universidad del País Vasco) utiliza nanocuernos de carbono que, agrupados en forma de flor, adsorben gran cantidad de H2 y lo liberan controladamente.
    • En la Universidad Pública de Navarra trabajan con carbones activados, zeolitas y arcillas para adsorber el gas.

(Fuente: www.consumer.es/)

Leave a Reply

Your email address will not be published.