Oxígeno, la obra teatral de los químicos Djerassi y Hoffmann

  • Share on Tumblr

oxigeno_teatro

Oxígeno es la más conocida obra dramática (si no la única) que tiene como protagonista principal a la Química. Fue escrita hace 10 años con motivo del centenario de los premios Nobel. En la trama, el comité que otorga estos galardones se plantea adjudicar uno con efectos retroactivos al autor o autores de algún descubrimiento anterior a 1901. Se consideran los trabajos de Amedeo Avogadro, Jöns Jacob Berzelius…, pero finalmente se decide reconocer el descubrimiento del oxígeno. Lo malo es que no se sabe a quién conceder el mérito, si al boticario sueco Carl Wilhelm Scheele (1742-86), el cura inglés Joseph Priestley (1733-1804) o el químico y recaudador de impuestos francés Antoine Laurent Lavoisier, ya que los tres contribuyeron a este logro. La acción da continuos saltos en el tiempo, entre el momento actual y la década de 1770…

arejula_arjicayo_triplenlace.comDel que creemos que no se habla en esta obra es de nuestro Juan Manuel de Aréjula (Córdoba, 1755 – Londres,1830), catedrático del Colegio de Cirugía de Cádiz que introdujo las ideas y la Nomenclatura de Lavoisier en España, si bien discrepó al respecto con el padre de la química en algunos aspectos concretos. Por ejemplo, criticó que al oxígeno le hubiera puesto Lavoisier ese nombre, que significa “generador de ácidos”, porque no todos los ácidos contienen este elemento, y ahí estaba el ácido muriático (HCl) para demostrarlo. Aréjula propuso en su lugar el nombre de arjícayo (“principio quemante”), más en consonancia con sus propiedades.

arejula_arjicayo_2_triplenlace.com

imageComo ha dicho algún crítico, la obra Oxígeno presenta

la cara humana del científico profesional, los conflictos personales que debe afrontar en su búsqueda de conocimiento, de reconocimiento personal y beneficio económico.

No es usual que la ciencia llegue a los escenarios. Además de esta obra, otras con temática científica son Galileo Galilei, de Bertolt Brecht, Los físicos, de Friedrich Dürrenmatt, o El caso Oppenheimer, de Heinar Kipphardt.

 

oxygen1_portada

Los autores

Roald Hoffmann es un químico teórico y profesor universitario norteamericano que nació en Polonia en 1937 y ganó el Premio Nobel de Química en 1981 junto a Kenichi Fukui por sus estudios sobre el comportamiento de los orbitales moleculares en las reacciones químicas. También ha desarrollado herramientas computacionales como el método de Hückel extendido y, junto con Robert Burns Woodward, las reglas de Woodward-Hoffmann para prever los productos de reacciones pericíclicas, basándose en las propiedades de simetría de los orbitales. Ellos descubrieron que los mecanismos de muchas reacciones quedaban determinados, más que por otros factores, por el mantenimiento de cierta simetría de los orbitales que intervienen (teoría de la conservación de la simetría orbital molecular).

Por su parte, Carl Djerassi, que nació en 1923 en Viena, es muy conocido por su contribución al desarrollo de la píldora anticonceptiva, ya que participó (junto con el mexicano Luis Miramontes y el húngaro-mexicano George Rosenkranz) en el hallazgo de la noretindrona. También averiguó un procedimiento rápido para obtener cortisona y desarrolló las técnicas espectroscópicas de la dispersión óptica rotatoria y el dicroísmo circular. En 1978 obtuvo el Premio Wolf de Química.

La vida de este químico también ha tenido momentos amargos. En la finca que compró gracias al dinero que ganó con sus patentes y que hoy disfruta, se suicidó su única hija, Pamela, en circunstancias poco comunes (su cadáver lo encontraron a los cuatro días). En homenaje a ella, que era artista, Djerassi construyó allí una residencia para artistas, habiéndose dedicado en los últimos años a esta labor de mecenazgo.

Pero tanto Hoffmann como Djerassi tienen también una faceta literaria, sobre todo este último, que ha escrito poesía, tres autobiografías, relatos cortos, nueve obras de teatro y cinco novelas (al menos cuatro de ellas traducidas al español: El dilema de Cantor –sobre las relaciones entre profesores y discípulos–, El gambito de Bourbaki –sobre el deseo de los científicos de ser reconocidos–, La semilla de Menachem –que trata de la política científica– y Marx, el difunto).

En cuanto a Hoffmann, escribe poesía y ha publicado las colecciones The Metamict State y Gaps and Verges.

JMG

Una respuesta para "Oxígeno, la obra teatral de los químicos Djerassi y Hoffmann"

  1. Estela Gamboa Várguez   20 - Noviembre - 2011 at 19:02

    Soy maestra de química a nivel bachillerato y me gusta el teatro y la poesía, razón por la cual intento promover entre mis alumnos el arte y la ciencia. Consulté ésta página porque estamos haciendo un periódico mural de química y el arte con motivo del año internacional de la química y del día del químico.
    Desconocía las biografías de los autores de Oxígeno, las cuales estoy incluyendo en el periódico mural.
    Me gustó mucho esta página.

    Responder

Leave a Reply

Your email address will not be published.