La química de las cavernas

  • Share on Tumblr

Mercedes Iriarte Cela

Si alguien pensó que la química empezó con los alquimistas medievales, se equivoca. La ciencia se ha encargado de descubrir mediante la química-física que nuestros antepasados cavernícolas eran unos expertos en preparar pigmentos con los que pintar las paredes desnudas. Los colores utilizados eran negro, rojo y distintas tonalidades de ocre. Diversos estudios muestran que los óxidos de hierro, generalmente hematites, que se utilizaban para pintar en color rojo eran sometidos a un laborioso proceso de purificación y pulverización, hasta el punto de que el tamaño de grano de éstos es exactamente igual que el que se fabrica actualmente como hematites comercial. Así, los hombres prehistóricos sabían muy bien que cuanto más fino fuera el pigmento más capacidad de recubrimiento tenía y por lo tanto se conservaba mejor ¡más de 10.000 años de antigüedad! Pero no sólo eso sino que en ocasiones y ante la ausencia de una veta mineral de color rojo calentaban óxidos de hierro como lo goethita para transformarla en hematites convirtiendo así el color amarillo en color rojo, según algunas hipótesis*. Y ahora ¿Quién dijo que la química empezó hace pocos siglos?

———–

(*) D.L.A. de Faria y F.N. Lopes: Heated goethite and natural hematite: Can Raman spectroscopy be used to differentiate them?, Vibrational Spectroscopy 45 (2007) 117–121

Una respuesta para "La química de las cavernas"

  1. Dparedes   14 - Noviembre - 2011 at 3:17

    Este articulo me recuerda a una frase de Isaac Asimov en su libro “Breve historia de la Quimica” que decía así:
    (hablando de la prehistoria y los seres humanos)
    “Había ocasiones en que la Naturaleza de las cosas cambiaba. Un rayo podía incendiar un bosque y reducirlo a cenizas y restos pulverizados, que nada recordaban a los árboles que había antes en el mismo lugar. La carne conseguida mediante la caza podía estropearse y oler mal; y el jugo de las frutas podía agriarse con el tiempo, o convertirse en una bebida extrañamente estimulante.
    Este tipo de alteraciones en la naturaleza de las substancias (acompañadas, como a veces descubrían los hombres, de cambios fundamentales en su estructura) constituyen el objeto de la ciencia que hemos dado en llamar Química.”
    Según mi opinión una definición hermosa de esta ciencia.

    Responder

Leave a Reply

Your email address will not be published.