Grandes desastres (5)

  • Share on Tumblr

clip_image002

Explosión de la planta nuclear de Chernobyl

Elena Trapero Jiménez-Tajuelo

La planta ubicada en Chernobyl tenía cuatro reactores RBMK-1000 que podían producir 1000 megawatios. Durante 1977 y 1983 funcionaron los cuatro primeros reactores, quedándose dos en construcción debido al accidente. Según expertos, estos edificios no cumplían los requisitos de seguridad impuestos en todos los reactores nucleares civiles en occidente. Y lo más importante es que no tenía un edificio de contención.

clip_image004

Cada reactor tenía un núcleo que contenía un cilindro de 1.700 t de grafito compuesto por 1.600 tubos metálicos que tenían en su interior 190 toneladas de dióxido de uranio como barras cilíndricas. Por el interior de estos tubos había agua pura a alta presión proporcionando vapor a la turbina de rueda libre. Y entre los conductos de combustible había 180 tubos, llamados barra de control, de acero y boro.

El 26 de Abril de 1986, el equipo de trabajadores realizó un experimento para saber cuánto tiempo seguiría generando energía la turbina de vapor después de ser apagado el suministro general del reactor, y así poder aumentar la seguridad del mismo. Con ella averiguarían si las bombas que proporcionaba agua para refrigerar el reactor en caso de emergencia seguirían funcionando si hubiese alguna avería.

En una fisión del núcleo, reacciona sobre todo el xenón. Mientras el reactor funciona con normalidad, la absorción de neutrones por el xenón es mínima. Y si el reactor funciona a baja potencia o está parado, la cantidad de 135Xenón aumenta impidiendo que la reacción en cadena se produzca. Si el xenón se desintegra, entonces se podría reiniciar el reactor.

Pues bien, los trabajadores introdujeron las barras de control en el reactor disminuyendo la potencia hasta los 30 megavatios. Al desconectar el sistema que regulaba la potencia, el sistema refrigerante de emergencia del núcleo y los sistemas de apagado automático del reactor, los operarios incumplieron muchas violaciones del Reglamento De Seguridad Nuclear De La Unión Soviética. A esta potencia, anteriormente dicha, se comienza el envenenamiento por xenón. Y queriendo evitar esto, los hombres aumentaron la potencia subiendo las barras de control.

Pero, el reactor estaba a punto de apagarse. De las 30 barras mínimas que se debían dejar en el núcleo, solo dejaron 8. Esto provocó una subida de potencia muy elevada y rápida que los operarios no detectaron 4 horas después de empezar el experimento. Quisieron bajar las barras de control pero el ordenador no respondía por el calor, y entonces hubo una explosión que voló un techo de 100 toneladas, provocando un incendio y la emisión de productos de fisión a la atmósfera.

clip_image006

La cantidad de dióxido de uranio, carburo de boro, oxido de europio, erbio, aleaciones de circonio y grafito expulsados, materiales radiactivos y tóxicos se calculó que fue 500 veces mayor que lo liberado en la bomba atómica de Hiroshima de 1945. Desde helicópteros se empezó a ver la magnitud de la catástrofe: la temperatura alcanzó los 2.500ºC ya que el grafito del núcleo que estaba expuesto a la atmósfera, ardía junto con una masa liquida compuesta por el combustible y otros metales.

clip_image007

Mientras, helicópteros militares arrojaban una mezcla de arcilla, arena, dolomita y boro, evitando con este que, absorbiendo los neutrones, se produjera una reacción en cadena. En total se arrojaron 5.000 toneladas de materiales radiactivos y tóxicos. Esto provocó que se activara la alarma internacional ya que se detectó radiactividad en 13 países europeos. Hubo grandes procesos de descontaminación y contención llevadas a cabo por los liquidadores, aproximadamente 600.000 personas, en zonas cercanas hasta a 30 km de distancia. Gracias a estos trabajos, se pudo evitar una segunda explosión que podría haber dejado inhabitable a Europa.

Cinco millones de personas vivieron en zonas contaminadas y 400.000 en áreas gravemente contaminadas. La gravedad del asunto llegó hasta centrales nucleares de Suecia, Finlandia y Alemania, ya que los trabajadores se vieron envueltos en partículas contaminadas sin haber fuga en su central. 31 personas murieron en el accidente.

Debido al calor, los isótopos radiactivos del combustible se liberaron a la atmósfera. Lo más preocupante actualmente es la contaminación del estroncio-90 y cesio-137 de un promedio de semidesintegración de 30 años. Los casos más abundantes fue el de cáncer de tiroides. Aunque, esta radiactividad seguirá durante generaciones en la vida de muchas familias, estimados al menos 300.000 años para que todo se acabe.

En 2004 empezó la construcción del nuevo sarcófago que mantendría aislado el reactor 4. Pero, este sarcófago se ha ido deteriorando hasta ser de posible derrumbe. En 2007 empezaron las reconstrucciones del sarcófago.

Por todas las personas que murieron en estos y muchos otros accidentes que (ni si quiera sabemos) y por los familiares.

clip_image008

 

 

Más información:

http://es.wikipedia.org/wiki/Accidente_de_Chern%C3%B3bil

———————————–

Otras partes de este artículo:

Leave a Reply

Your email address will not be published.