Intoxicación por plomo en aves en el Delta del Ebro

  • Share on Tumblr

Laura Fortuño Aixendri

El plomo (Pb) es un metal pesado, muy utilizado debido a su fácil extracción con bajo coste económico, punto de fusión bajo, maleabilidad y resistencia a la corrosión. Los usos más comunes del plomo son la fabricación de acumuladores, forros para cables, elementos de construcción, pigmentos, soldaduras y municiones.

Es un elemento químico particularmente peligroso, y se puede acumular en organismos individuales, pero también entrar en las cadenas alimenticias.

Aunque el plomo se encuentra de forma natural en el medio ambiente, las mayores concentraciones encontradas en el ambiente son el resultado de las actividades humanas. La utilización de munición de plomo en la práctica de la caza es un factor importante de dispersión de este metal en la naturaleza. Según los científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), sólo en España los cazadores disparan cada año más de 3.000 toneladas de munición, y en el mundo esta cifra se eleva a 100.000 toneladas.

En los humedales, los perdigones de plomo tienen un efecto toxico directo sobre las poblaciones de aves acuáticas debido a que estas los ingieren al confundirlos con pequeñas piedrecitas que necesitan para ayudarles a digerir el alimento.

imageRadiografía de una ave con perdigones en su estomago 

Cuando un ave ingiere perdigones, el plomo es disgregado por la acción de los jugos gástricos y la abrasión mecánica que sufre en el estómago (molleja) y es absorbido en el intestino pasando al torrente sanguíneo. Una vez en el organismo, el plomo provoca graves y múltiples trastornos que incluyen disfunciones gastrointestinales, neuromusculares, neurológicas, nefrológicas, hematológicas e inmunológicas (Friend, 1987; Lumaij, 1985; Mateo &Guitart, 1997) que pueden provocar la muerte del animal

El Delta del Ebro es uno de los humedales donde más se ha estudiado la presencia de perdigones en el suelo y sus efectos en las aves acuáticas, y refleja una situación similar a la del resto de humedales del Mediterráneo, en donde se observan las mayores concentraciones de perdigones a nivel mundial.

En este humedal, se conjugan diversos factores que favorecen la presencia de esta intoxicación. Por una parte, el Delta del Ebro es el principal hábitat de Cataluña y uno de los más importantes de Europa para las aves acuáticas. Su gran extensión, la protección conferida por el Parque Natural y su situación estratégica en las rutas migratorias entre Europa y África hacen de él un enclave donde en algunos momentos del año se concentran más de 250.000 aves acuáticas. Por otra parte, la caza es una actividad fuertemente arraigada en el territorio del Delta. Prácticamente toda su superficie se aprovecha para el uso cinegético, bien sea en forma de cotos privados o áreas de caza públicas. Y aunque esta actividad ha sido gestionada para garantizar su compatibilidad con la conservación de la elevada biodiversidad de este espacio, los efectos de la acumulación de plomo en los sedimentos son todavía un problema a resolver. En algunos puntos del Delta se han hallado las concentraciones de perdigones más altas que se han estudiado hasta la fecha en todo el mundo. En la laguna de la Encanyissada se detectaron más de 266 perdigones por m2.

imageLaguna de la Encanyissada. Zona de gran tradición de caza donde hay una gran concentración de perdigones acumulados en sus sedimentos.

En el Delta del Ebro se han dado algunos pasos para ir minimizando el problema del plomo. En las zonas naturales protegidas, de acuerdo con la legislación actual, se ha prohibido el uso de perdigones de plomo, obligando el uso de munición alternativa como es, por ejemplo, el acero. Este tipo de munición no tiene las mismas características balísticas que el plomo y requiere que las escopetas puedan soportarla. Esto hace que haya muchas reticencias por parte de los cazadores a generalizar su uso en zonas donde no está vigente la prohibición, en especial en los arrozales. No obstante, en los últimos años, el colectivo de cazadores del Delta, conjuntamente con equipos de investigación y la administración pública, ha iniciado algunas pruebas para la incorporación de grit (piedrecillas) en los campos de arroz. Con esto se pretende reducir la cantidad de perdigones ingeridos por las aves puesto que van a tener más disponibilidad de estas piedrecillas en zonas de limos donde prácticamente sólo encontraban perdigones con los que favorecer su mortal digestión.

—————————

Para saber más:

  • GUITART, R. (2008).Mort als aiguamolls: quan el plom de la caça es converteix en un verí. Ciències 10, Aprofundim en la ciència.
  • BELLROSE, F. C. 1959. Lead poisoning as a mortality factor in waterfowl populations. Ill. Nat. His. Surv. Bull., 27: 235-288.
  • BONET, A.; OLIVARES, C.; PICÓ, M. L. & SALES, E. 1995. L’acumulació de perdigons de plom al Parc Natural del Fondó d’Elx (Alacant): distribució espacial i propostes d’actuació. Butll. Inst. Cat. Hist. Nat., 63: 149-166.
  • CERRADELO, S. & GUITART, R. 1990. Intoxicación por plomo en aves acuáticas. Quercus, 57: 12-14.
  • GUITART, R. & MATEO, R. 1996. El plumbismo en aves acuáticas y rapaces. Trofeo, 312: 40-44.
  • MATEO, R.; CERRADELO, S. & GUITART, R. 1991. El plumbisme en aus del delta de l’Ebre i zones properes. Butll. Parc Nat. delta Ebre, 6: 10-13.
  • MATEO, R. & GUITART, R. 1995. Aves intoxicadas a causa de los perdigones de plomo. Quercus, 111: 16-22.
  • MATEO, R.; GUITART, R. & THOMAS, V. G. 1998b. Plumbismo aviar, una muerte silenciosa. Quercus, 149: 50.
  • SCHEUHAMMER, A. M. & NORRIS, S. L. 1996. The ecotoxicology of lead shot and lead fishing weights.Ecotoxicology, 5: 279-295.
  • SCHWARTZ, J. 1994. Social benefits of reducing lead exposure. Environ. Res., 66: 105-124.

Leave a Reply

Your email address will not be published.