Crean nuevas células solares tipo Grätzel, pero más baratas

  • Share on Tumblr

Un equipo de científicos de la Escuela Politécnica Federal de Lausana(EPFL) liderados por Kevin Sivula ha desarrollado un procedimiento relativamente sencillo y muy barato que permite emplear energía solar para obtener hidrógeno. Básicamente solo se necesita agua, un colorante, óxido de titanio  y óxido de hierro, pero un óxido de hierro que no es simple herrumbre, sino un material “nanoestructurado” que contiene también óxido de silicio y está recubierto de una nanocapa de óxidos de aluminio y cobalto, tratamientos que “optimizan las propiedades electroquímicas del material”.

El ser humano lleva cuatro décadas queriendo almacenar la energía solar en forma de energía química mediante la producción de hidrógeno a partir del agua, y para ello ha ideado diversos métodos. Un logro destacado fue el de Michaël Grätzel, científico también de la EPFL, que inventó en los años 90 un dispositivo fotoelectroquímico que producía H2 a partir de agua empleando una célula solar sensibilizada por colorante combinada con semiconductores de óxidos (es lo que se ha denominado tecnología en tándem).

El dispositivo de Sivula es parecido al de Grätzel, pero con la particularidad de que es muy barato. Su rendimiento es bajo, pero espera mejorarlo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.