Virus: máquinas vivas

  • Share on Tumblr

image

Evelyn Cardoso Prado >

Siempre imaginé las nano-máquinas como sofisticados artilugios robóticos que reparan células u otras máquinas mediante pequeños bracitos y múltiples patitas. Ahora miro a los virus y veo eso, nanotecnología natural, con la capacidad de modificar, reparar o duplicar cualquier tejido vivo.

imageNo imagino ese mundo limpio y estéril, casi de quirófano que nos refleja la imaginativa ficción televisiva, veo ese mundo cuasi caótico de variedad infinita de modificaciones genéticas sin límites, una explosión cámbrica de posibilidades, un salto dimensional de las bacterias a los virus. Como bajar un peldaño en la escala evolutiva, es como reescribir la historia natural y fijar la mirada en las nano-máquinas, que ya existen, virus, entre el límite de lo vivo y lo inerte, y que han tenido una función primordial en la evolución de la vida, tan o más grande que las bacterias.

imageCuando veo los experimentos con retrovirus, como se empaca DNA en un virus que a través de una infección lo lleva a las células humanas, me da la impresión de disponer de un súper ordenador y solo utilizarlo para reproducir música. El hecho de la capacidad de estas nano-máquinas para transmitir y modificar información a todo un organismo complejo en cuestión de horas o incluso a una especie entera en cuestión de meses es abrumadora.

imageEl reto está ahí, ¿se puede hacer?, ¿se debe hacer? ¿Podemos saltarnos los problemas asociados?, delimitar la función a la orden requerida, abortar o limitar a un solo organismo o incluso a un tejido.

Hoy modificamos especies a voluntad, para resistir plagas, para aumentar su proliferación, tamaño y color. Ahora podemos imaginar a un virus modificado, al cual le insertamos nuevos alelos, este llega a la célula humana, la infecta insertando y combinando su DNA en el cromosoma de la célula huésped, activando o desactivando genes, provocando el cambio en la célula, y reproduciendo el propio virus para infectar a otras células, hasta cumplir el cometido especifico, y una vez finalizado la propia célula destruye el DNA vírico sobrante quedando solo la modificación insertada.

clip_image005Desde luego parece la herramienta ideal, pero cómo sorteamos la posibilidad de crear nuevas enfermedades, cómo anulamos la capacidad recombinadora con otros virus presentes, la formación de cáncer u otras respuestas inmunitarias del propio organismo. La terapia génica está ahí y se nos abre un fascinante mundo de posibilidades, una formidable arma contra enfermedades y tumores.

Esta posibilidad se mostró efectiva en pacientes que experimentaron una regresión espontanea por estar infectados por algún virus que atacó el cáncer. Y ha sido puesto en estudio en el hospital de Otawa de Canadá donde introduciendo un virus modificado en el torrente sanguíneo, éste busca las células tumorales infectándolas y destruyéndolas. Siendo un ensayo clínico en el cual el 75% mostraron una reducción significativa del cáncer en pacientes con un tumor avanzado y sin respuesta a otras terapias, observándose sólo efectos secundarios parecidos a un resfriado común.

El virus modificado era el JX‐954, un derivado de la vacuna contra la viruela, ya lo sé, ese nombre despierta de por sí temores más allá de lo normal, pero son los primeros pasos que nos abren las puertas de la “naneza”.

——————————–

Para más información:

Una respuesta para "Virus: máquinas vivas"

  1. Lorena   15 - enero - 2013 at 22:58

    Me parece un articulo muy interesante, felicidades Evelyn Cardoso me parece un trabajo excelente.

    Responder

Leave a Reply

Your email address will not be published.