Descubren una sustancia que, incorporada al organismo de animales, permite controlar sus movimientos con luz

  • Share on Tumblr

Unos investigadores chinos han hecho un curioso experimento. Han hecho desarrollarse huevos de peces cebra en un recipiente de agua en el que han disuelto una cierta sustancia química. Y cuando los peces se han hecho adultos han comprobado que experimentan reacciones a la luz parecidas a las que causa el miedo (sin que ello signifique necesariamente que lo sienten).

La conclusión que han sacado es la obvia: la sustancia en cuestión afecta la actividad neuronal de estos animales. Anteriormente se había conseguido algo parecido pero mediante ingeniería genética, es decir, modificando algunos genes de los animales de pruebas utilizados.

No se puede decir que hayan acertado a la primera: antes de encontrar la molécula que causa estos efectos probaron otras 10.000 que no hicieron nada. El experimento también lo han hecho con ratones. Los que han estado expuestos a la sustancia movían agotaban la cabeza cuando se les iluminaba.

¿Y para qué sirve todo esto? Según los investigadores, para ayudar a encontrar terapias basadas en la luz que mejoren nuestro bienestar. Por ejemplo, en vez de una molécula que combinada con la iluminación nos cause miedo, lo suyo sería descubrir la que nos lo quitara (si es es lo que se desea, claro). En general, con este tipo de investigaciones se quiere entender mejor el funcionamiento del cerebro.

A la molécula la han denominado optovina.        

Leave a Reply

Your email address will not be published.