Cromatografía de líquidos (en columna y en capa fina)

  • Share on Tumblr

En cromatografía de líquidos la fase móvil es líquida. Las columnas son mucho más cortas que en gases. El control de la temperatura no es tan crítico, pero sí ha de serlo el de la presión. Se ejercen presiones muy altas para hacer pasar la fase móvil (un líquido) a través de la estática (un sólido). Se aplica a especies no volátiles o térmicamente inestables.

El instrumento consta, además de la columna y detector, de una bomba de alta presión, un sistema desgasificador –los gases ensanchan las bandas– y una columna de sacrificio (precolumna) para eliminar materia en suspensión en los disolventes, polvo, etc., y un programador de disolventes para mezclarlos según se precise y de este modo mejorar el cromatograma.

El detector que más se emplea en cromatografía de líquidos es el de absorción UV. También pueden usarse un detector de IR, de masas, de RMN, de fluorescencia, de índice de refracción (este es muy universal) y en ciertos casos de conductividad iónica.

Leave a Reply

Your email address will not be published.