Depuración de aguas residuales – 1/7: Definiciones y exigencias normativas en los vertidos

  • Share on Tumblr

Primera parte
Segunda parte

depuracion aguas residuales triplenlace.com

José Luis Ríos Aragüez >

La gestión del ciclo integral del agua se ha convertido en un problema de la máxima importancia en la sociedad actual. Cada día necesitamos más cantidad de agua y someterla a más tratamiento para darle la calidad requerida. A pesar de que la Directiva 91/2917CEE establecía el límite del 31 de diciembre de 2005 para implantar la depuración de las aguas residuales urbanas en poblaciones de más de 2.000 habitantes-equivalentes, la realidad es que aún hoy quedan muchas EDAR por construir en nuestro país, y muy especialmente en los municipios pequeños, medianos y los núcleos de población diseminados. La coyuntura económica actual va a retrasar nuevamente la implantación de la depuración de aguas residuales para obtener el objetivo “vertido 0” en el año 2015.

El agua una vez captada (manantial, pozo o embalse) es transportarla y sometida a un tratamiento de potabilidad (calidad) para conseguir que sea apta para el consumo humano. Es distribuída por las tuberías (redes de distribución) a nuestras viviendas, locales comerciales o industrias, siendo el Ayuntamiento la entidad responsable de este servicio (abastecimiento).

A partir del momento que comenzamos a “usar” el agua, le incorporamos elementos o sustancias de muy diversa naturaleza, e incluso alteramos su temperatura, generándose lo que denominamos AGUAS RESIDUALES. Las canalizamos mediante una red de tubería (red de saneamiento) y la dirigimos a un vertido directo o le damos entrada en una estación depuradora de aguas residuales (EDAR).

Al “desechar” estas aguas, podemos dar lugar a una clasificación de las mismas según su procedencia. El Real Decreto-Ley11/1195 de 28 de diciembre (BOE nº 312 de 30 de diciembre de 1995, que transpone la Directiva 91/271/CEE del Consejo relativa al tratamiento de las aguas residuales urbanas) define los siguientes términos:

  • a) Aguas Residuales Urbanas (ARU): las aguas residuales domésticas o la mezcla de éstas con aguas residuales industriales o con aguas de escorrentía pluvial.
  • b) Aguas residuales domésticas: las aguas residuales procedentes de zonas de vivienda y de servicios, generadas principalmente por el metabolismo humano y las actividades domésticas.
  • c) Aguas residuales industriales: todas las aguas residuales vertidas desde locales utilizados para cualquier actividad comercial o industrial, que no sean aguas residuales domésticas ni aguas de escorrentía pluvial.

El agua de escorrentía en las ciudades está siendo tenía más en consideración cada día debido a la alta concentración de sustancias contaminantes que arrastran después de un periodo corto de lluvias. En nuestro país, en las grandes ciudades se están recogiendo en los llamados “tanques de tormenta”.

Será pues fundamental el conocer las características de estas aguas residuales desde el punto de vista físico, químico y biológico, para evaluar las posibles consecuencias que podrían tener sobre el medio ambiente al ser descargadas o vertidas a un medio.

Según establece la ley de aguas en su art. 100, estáprohibido, con carácter general, el vertido directo o indirecto de aguas y de productos residuales susceptibles de contaminar las aguas continentales o cualquier otro elemento del dominio público hidráulico, salvo que se cuente con la previa autorización administrativa. Para obtener dicha autorización se deberán utilizar las mejores técnicas disponibles y de acuerdo con las normas de calidad ambiental y los LÍMITES DE EMISIÓN FIJADOS REGLAMENTARIAMENTE.

Los requisitos que deben cumplir, tanto los vertidos como las instalaciones de tratamiento, están fijados por la Directiva 91/271/CEE y son los siguientes:

Cuadro 1: Requisitos por los vertidos procedentes de instalaciones de tratamiento de aguas residuales urbanas, sometidas a un tratamiento secundario.

image

(1) Reducción relacionada con la carga del caudal de entrada
(2) Este parámetro puede sustituirse por otro: carbono orgánico total (COT) o demanda total de oxígeno (DTO), si puede establecerse una correlación entre DBO5 y el parámetro sustitutivo.
(3) Este requisito es optativo

Los análisis de vertidos procedentes de fosos de fermentación se llevarán a cabo sobre muestras filtradas; no obstante, la concentración de sólidos totales en suspensión en las muestras de aguas sin filtran no deberán superar los 150 mg/l.

La Directiva 91/271/CEE establece los siguientes conceptos:

Habitante-equivalente(h-e): la carga orgánica biodegradable con una demanda bioquímica de oxígeno de 5 días (DBO5) de 60 g de oxígeno por día.

Tratamiento primario: el tratamiento de aguas residuales urbanas mediante un proceso físico y/o químico que incluya la sedimentación de sólidos en suspensión, u otros procesos en los que:
– la DBO5 de las aguas residuales que entren se reduzca por lo menos en un 20 % antes del vertido
– y el total de sólidos en suspensión en las aguas residuales de entrada se reduzca por lo menos en un 50 %.

Tratamiento secundario: el tratamiento de aguas residuales urbanas mediante un proceso que incluya, por lo general, un tratamiento biológico con sedimentación secundaria, u otro proceso en el que se respeten los requisitos del cuadro 1.

Tratamiento adecuado: el tratamiento de las aguas residuales urbanas mediante cualquier proceso y/o sistema de eliminación en virtud del cual, después del vertido de dichas aguas, las aguas receptoras cumplan los objetivos de calidad pertinentes y las disposiciones pertinentes de las Directivas que le son de aplicación.

Zona sensible: medio acuático que teniendo un intercambio de aguas escaso puede incluirse en uno de los siguientes grupos:
– a) Lagos de agua dulce naturales, otros medios de agua dulce, estuarios y aguas costeras que sean eutróficos o que podrían llegar a ser eutróficos en un futuro próximo si no se toman medidas de protección.
– b) Aguas dulces de superficie destinadas a la obtención de agua potable que podrían contener una concentración de nitratos superior a la que establecen las disposiciones pertinentes de la Directiva 75/440/CEE del Consejo, de 16 de junio de 1975, relativa a la calidad requerida para las aguas superficiales destinadas a la producción de agua potable en los Estados miembros, si no se toman medidas de protección.

Zona menos sensible: medio o zona de agua marina en el que el vertido de aguas residuales no tenga efectos negativos sobre el medio ambiente debido a la morfología, hidrología, o condiciones hidráulicas específicas de la zona.

Eutrofización: el aumento de nutrientes en el agua, especialmente de los compuestos de nitrógeno y fósforo, que provoca un crecimiento acelerado de algas y especies vegetales superiores, con el resultado de trastornos no deseados en el equilibrio entre organismos presentes en el agua y en la calidad del agua a la que afecta.

Fangos: los lodos residuales, tratados o no, procedentes de las instalaciones de tratamiento de aguas residuales urbanas.

Cuadro 2: Requisitos para los vertidos procedentes de instalaciones de tratamiento de aguas residuales urbanas realizados en zonas sensibles propensas a eutrofización. Se aplicarán el valor de concentración o el porcentaje de reducción.

image

(1) Reducción relacionada con la carga del caudal de entrada
(2) Nitrógeno total equivale a la suma de nitrógeno Kjeldalhl total (N orgánico y amoniacal), nitrógeno en forma de nitrato y nitrógeno en forma de nitrito.
(3) Estos valores de concentración constituyen medias anuales según el punto D.4c) del Anexo I. No obstante, los requisitos relativos al nitrógeno pueden comprobarse mediante medias diarias cuando se demuestre, de

conformidad con el punto D.1 del Anexo I, que se obtiene el mismo nivel de protección. En este caso, la media diaria no deberá superar los 20 mg/l de nitrógeno total para todas las muestras, cuando la temperatura del efluente del reactor biológico sea superior o igual a 12ºC. En sustitución del requisito relativo a la temperatura, se podrá aplicar una limitación del tiempo de funcionamiento que tenga en cuenta las condiciones climáticas regionales.

———————-

Este artículo consta de siete partes. Las siguientes irán apareciendo en los próximos días.

Primera parte
Segunda parte

Leave a Reply

Your email address will not be published.