Me siento rejuvenecer: una demostración de que también hay buenos químicos en el mundo de los chimpancés

  • Share on Tumblr

QUÍMICA Y CINE

ester mona quimica siento rejuvenecer monkey business triplenlace.com

La mayoría de los químicos que aparecen en las películas son malas personas, pero en Me siento rejuvenecer encontramos una simpática excepción. Barnaby Fulton (Cary Grant) es un químico tan bueno como despistado. Tanto, que deja abierta la jaula de los chimpacés de experimentación con consecuencias imprevisibles….

image

Entre los monos está Ester, un animal muy observador que comprueba desde detrás de los barrotes cómo una y otra vez el químico comete errores en la preparación de una ansiada fórmula de la eterna juventud para la Oxley Chemical Corporation. Las muecas de Ester denotan que ella sí sabe cómo hacerlo. Y en cuanto tiene la menor oportunidad se pone a ello…

Escribieron el guion de este ingenuo y divertido filme familiar Ben Hecht, Charles Lederer e I.A.L. Diamond, y lo dirigió Howard Hawks en 1952. Acompañaron a Grant en el reparto Ginger Rogers, Charles Coburn y Marilyn Monroe. El nombre original de la película es Monkey Business (igual que una de las primeras de los Hermanos Marx).

Se oye mencionar varios productos: acetato sódico, molibdeno, plutonio…, aunque los usan sin ningún sentido químico (como suele ser costumbre en el cine).

Es especialmente destacable la actuación de la mona, que habría merecido un óscar (en reñida competición con Cheetah y Bonzo). No nos referimos a Marylin Monroe, sino a la chimpancé. Esta maneja los matraces, probetas y vasos de precipitados con tal destreza que pareciera una titulada en Química por Harvard. Cuando al hacer una mezcla, a Ester se le derrama el líquido de una de las probetas, se muestra contrariada. Eso sí, ajena a las más elementales normas de la prudencia prueba todo cuanto prepara, en lo que no se distingue del otro mono de la película (Cary Grant)…

También es interesante el paralelismo que se observa entre la actuación de la mona y la del niño pequeño (de unos dos años de edad); detrás de ambas se adivina un entrenamiento parecido para realizar el papel, que ambos bordan.

image

image

————–

Tráiler de la Me siento rejuvenecer

Guardar

Leave a Reply

Your email address will not be published.