Widia: duro como el diamante

  • Share on Tumblr

Quizá alguna vez han probado a taladrar los azulejos porcelánicos de un cuarto de baño y se han llevado la sorpresa de que la punta de la broca se pone al rojo vivo, se funde, se queda roma y… hay que tirarla. Pues bien, prueben con una broca widia y verán qué bien entra.

Widia es un acrónimo de la expresión alemana wie Diamant, que significa “como el diamante”. Porque, efectivamente, su dureza es parecida a la del diamante. Por eso, las herramientas widia son idóneas para trabajar el acero. Se trata de un metal cerámico que se obtiene mezclando carburo de wolframio (de composición química variable, yendo desde W3C hasta W6C) con cobalto.

Más dura aún es la aleación de este compuesto con cobalto. Se obtiene a partir de carburo de wolframio en polvo, cuyo tamaño de grano (de 0,5 a 1 micrómetro, típicamente) ejerce una influencia fundamental sobre el producto que se obtiene. La aleación se realiza a presiones de hasta 20 000 bares y temperaturas de 1600 °C. El papel del cobalto es cementar los granos del carburo de wolframio. Este tipo de material se denomina metal cerámico.

El carburo de wolframio no es ninguna novedad. Ya tiene sus años, pues fue descubierto por Henri Moissan en 1897. Este químico francés, descubridor del flúor y obsesionado por obtener diamante a partir de grafito y otros materiales duros como el diamante, calentó a altísimas temperaturas wolframio con azúcar y obtuvo el compuesto. Y comprobó que era muy duro, pero extremadamente frágil. 26 años más tarde, unos ingenieros de la fábrica de bombillas OSRAM mezclaron carburo de wolframio con cobalto y obtuvieron el metal cerámico widia, mucho más tenaz que el carburo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.