El premio Ig Nobel de Química de este año es para llorar

  • Share on Tumblr

Luis Enrique Castillero >

Los premios Ig Nobel son unos galardones que cada año otorgan unos listillos norteamericanos a científicos que, a juicio del jurado, hacen investigaciones que hacen reír (aunque admiten que luego pueden hacer pensar).  Pues bien, este año han concedido el IG Nobel de Química a unos investigadores japoneses que han descubierto el compuesto de la cebolla (una enzima) que nos hace segregar lágrimas cuando alcanza nuestros ojos, además del proceso bioquímico que genera esas lágrimas.

Yo me pregunto: ¿qué tiene de risible esta investigación y este descubrimiento?  Los investigadores no solo han aclarado que el compuesto que hace llorar no era el que antes se creía, sino que han averiguado cuál es. ¿Esto es gracioso? ¿Esto hizo reír y luego pensar al jurado? ¿Reír por qué? ¿Y pensar en qué? ¿A estas alturas es sorprendente que un compuesto químico irrite los ojos?

Además, la investigación fue publicada en 2002. Lo más probable es que los graciosos del Ig Nobel no encontraran ninguna investigación química de la que reírse este año y han tenido que rebuscar en la bibliografía para remontarse 11 años atrás.

Comprendo mejor el sentido del Ig Nobel de Medicina, concedido a unos científicos que han contado los días que sobreviven a un trasplante de corazón unos ratones a los que se les hace oír ópera de Mozart y Verdi en comparación con otros  que no se someten a esta supuesta terapia. Yo no es que me ría, pero sí que se me puso una sonrisa en la cara cuando conocí esta investigación, y desde luego después me puse a pensar: ¿qué influencia puede tener la buena música en la supervivencia de unos ratones trasplantados…?

¿Pero identificar una enzima en una cebolla provoca risa? ¡Ya quisiera yo morirme habiendo identificado una enzima! ¡Con lo difícil que es eso! Además, la investigación la publicó la mejor revista del mundo, Nature (la referencia completa va más abajo). Más de un investigador daría un ojo de la cara lacrimoso de cebolla por tener ese honor.

Quizá los organizadores de estos premios (los editores de la revista Annals of Improbable Research) deberían considerar por qué la razón de que la cebolla haga llorar les haga reír y concederse a sí mismos el premio Ig Nobel al Innoble Listillo y Sabihondo.

————

Referencia bibliográfica:

S. Imai, N. Tsuge, M. Tomotake, Y. Nagatome, H. Sawada, T. Nagata y H. Kumagai; Plant Biochemistry: An Onion Enzyme that Makes the Eyes Water, Nature, vol. 419 (6908), octubre 2002, p. 685

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.