El experimento de la fuente de amoniaco revela la alta solubilidad de este gas en agua

  • Share on Tumblr

experimento fuente amoniaco triplenlace.com

El experimento conocido como la fuente de amoniaco se basa en la gran solubilidad de este gas en agua. Consiste en poner en contacto mediante un tupo un recipiente con agua y otro lleno de amoniaco gaseoso. Al disolverse parte del gas en el agua disminuye la presión en el recipiente que contiene el amoniaco, lo que hace que el agua sea “chupada”, creándose el efecto de una fuente. El agua puede colorearse para observar mejor el efecto. O se le puede agregar fenolftaleína para que se vuelva de color rosa cuando el agua aumenta su pH al entrar en contacto con el amoniaco.

En vez de amoniaco se puede usar cloruro de hidrógeno gaseoso. Una variante es usar como gas vapor de agua; en este caso la fuente se provoca enfriando este vapor para licuarlo y reducir así la presión en el recipiente “chupador”.

Los siguientes vídeos muestran algunos ejemplos de fuentes de amoniaco. Para hacerlo más observables han disuelto colorantes o sustancias fluorescentes en el agua

Leave a Reply

Your email address will not be published.