El aluminio y su posible relación con el Alzheimer

  • Share on Tumblr

aluminio y alzheimer 2 triplenlace.com

Lucía Tocino Benítez >

El aluminio como bien sabemos es un elemento en la tabla periódica cuyo número atómico es 13.

Dicho elemento no es un nutriente y no esta considerado como metal pesado, pero sí como metal altamente toxico y perjudicial para la salud. Es el tercer elemento mas frecuente en la corteza terrestre, lo encontramos en un 8% de la tierra, presentándose así en todo lo que proviene de ella, minerales, vegetación, agua y animales. Lo encontramos tanto en la tierra, en el agua, aire y en pequeñas cantidades en los alimentos, por ello, los humanos de forma inconsciente consumimos de 3-10 mg de aluminio al día, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) ingerimos una cantidad próxima a 5 mg por persona en un día solamente en la dieta.

El agua no es una de las sustancias que aportan mayor cantidad de aluminio; sin embargo, los vegetales lo acumulan con facilidad, ya que es un nutriente encontrado en la tierra y estos lo absorben con facilidad, la patata, las espinacas o el té, son entre ellos los que contienen mayor aluminio.

Es un elemento muy usual en materiales de cocina, como envoltura de papel para alimentos, en medicamentos antiinflamatorios y bebidas antidiarreicas, son entre otros, donde lo encontramos y a causa de ello, varios estudios se realizan de que el aluminio puede ser causante de la celeridad de la enfermedad de Alzheimer.

aluminio y alzheimer triplenlace.com

Hace unos años la famosa revista inglesa, The Lancet, estudió el riesgo que nos puede causar el consumo de aluminio en referencia a esta enfermedad. En dicho estudio, se llego a la conclusión que en las zonas de Gran Bretaña donde mayor localización de aluminio en el agua, el riesgo de padecer la enfermedad o de acelerarla era mayor que en los demás lugares. De hecho se realizaron varias autopsias que revelaban dicha relación entre el aluminio y el Alzheimer, donde se veía claramente depósitos de aluminio y sílice en el cerebro, en personas que padecían la enfermedad de una forma mas grave y de menor duración.

Otra revista, Journal of Neurology, Neurosugery and Psychiatry, publicaba un articulo donde describía la autopsia de Carole Cross, una señora de 58 años que padecía Alzheimer y debido a la ingesta de este elemento la enfermedad se le agravo con facilidad y se dio la muerte.

No es motivo de alarmarse, por que aun no hay evidencias que describan que este hecho es así, de que el aluminio sea el causante de la enfermedad.

La relación se hace evidente ante el hecho de que la intoxicación de aluminio posee similitudes en cuanto a síntomas se refiere a las que padece un enfermo de Alzheimer o de osteoporosis; alteraciones gastrointestinales, nerviosismo extremo, dolores de cabeza, alteración en el habla, anemia, mala memoria, musculo doloridos, entre otros.

El aluminio se excreta por los riñones y de ahí a que una acumulación lleve a alteraciones hepáticas o renales. No se conoce forma de eliminarlo de nuestro cuerpo, pero si que se han estudiado formas para evitar para absorberlo o para intentar que este no se acumule en zonas problemáticas como seria en el cerebro. La dieta es una de las que mayor importancia tiene, debemos aumentar la ingesta de fibra, ya que esta ayuda a absorber el aluminio; los refrescos en lata, éstos son ácidos y en latas puede provocar ingerir cantidad del elemento.

image

La enfermedad de Alzheimer antes conocida como demencia senil, es el enredo de fibras nerviosas en el hipocampo e impide que la información llegue adecuadamente al cerebro, provocando perdida de memoria, cambios en la personalidad, invalidez a la hora de comunicarse y concentrarse… Es una enfermedad que suele afectar a las personas mayores sobre unos 60 años, es incurable y terminal y tiene una duración aproximada de 10 años.

El aluminio con los alimentos, produce una degradación en la formación de las plaquetas amiloides, de ahí sabemos que el aluminio se asocia a procesos neurofisiológicos que provocarían la enfermedad.

Se ha intentando buscar soluciones para la enfermedad, pero hasta el momento es incurable, se sabe que el calcio con el magnesio ayuda a enlazarse con el aluminio y así eliminarlo, y por ello se estudia en frenar la hipótesis del aluminio, como ya se menciona con anterioridad, la mayor fuente de obtención del aluminio es por la ingesta de alimentos, por este hecho se buscan alimentos que puedan llegar a bloquearlo o a eliminarlo.

El café es uno de ellos que puede llegar a retardar los efectos en el Alzheimer, no por ello se requiere ingerir café de forma diaria y continua.

En el Departamento de Nutrición, Bromatología y Toxicología de la Universidad de Alcalá de Henares, se realizó un estudio sobre los beneficios de la cerveza ante este hecho.

La cerveza posee un alto contenido en silicio, que es bueno frente al efecto neurotóxico del Alzheimer. El ácido silícico de la cerveza bloquea los efectos del aluminio en nuestro organismo.

Bibliografía

Leave a Reply

Your email address will not be published.