La química afroamericana Alice Ball murió con 24 años tras aislar los principios activos de un remedio contra la lepra

  • Share on Tumblr

Ball_Alice_Augusta - triplenlace.com

Alice Augusta Ball, nacida en 1892 en Seattle, tenía dos barreras en su contra: ser mujer y ser negra. Y una ventaja: sus padres pudieron pegarle los estudios de química farmacéutica que quiso hacer, concretamente en las universidades de Washington y Hawái. En esta última leyó su tesis doctoral sobre los componentes químicos de la planta piper methysticum. También enseñó allí.

Por entonces (1915) se sabía que el aceite de chalmugra (semillas del árbol hidnocarpo) era el mejor remedio para el tratamiento temprano de la lepra. Pero no se había encontrado la forma de aislar el principio activo para administrarlo mejor. Un médico de un hospital de Hawái encargó a Ball que resolviera este problema químico. Y lo hizo, obteniendo los ésteres etílicos de los ácidos grasos que se encuentran en dicho aceite. A partir de entonces el principio activo se empezó a inyectar a los enfermos,  comprobándose que la recuperación era más efectiva.

Pero esta química norteamericana apenas pudo conocer la importancia de su trabajo porque murió un año más tarde, en 1916, con solo 24. No se conoce la causa de su muerte, aunque hay quien la atribuye a que quedó exhausta después de su trabajo de investigación. Su método se siguió aplicando hasta los años 40.

En la Universidad de Hawái, un árbol de chalmugra tiene una placa que lleva su nombre.

Leave a Reply

Your email address will not be published.