Los tratamientos biológicos no bastan contra el picudo en el palmeral de Elche; hay que alternarlos con los químicos

  • Share on Tumblr

palmeral de elche - triplenlace.com

La ciudad española de Elche tiene un palmeral impresionante. Dentro del casco urbano hay unos 200.000 ejemplares de Phoenix dactylifera. Es decir, prácticamente existe una palmera por habitante. No hay en Europa caso igual, y en el mundo solo lo superan algunos palmerales árabes (fue este pueblo el que trajo la especie a la Península Ibérica). El Palmeral de Elche fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2000.

Las palmeras ilicitanas (y las de toda España) se enfrentan desde hace algunos años a un enemigo muy difícil de combatir: el picudo rojo (Rhynchophorus ferrugineus), que es un escarabajo que pone sus huevos en el interior de la palmera para que cuando eclosionen los huevos las larvas se alimenten del tallo, secando al árbol por dentro y matándolo.

Lógicamente, todo el municipio de Elche está volcado en la tarea de salvar a sus palmeras y el Ayuntamiento no escatima esfuerzos para ello. Recientemente, uno de sus representantes declaraba que los tratamientos biológicos no son suficientes y que “la clave para controlar la plaga de picudo rojo está en la alternancia de lucha química y biológica”.

Así, recurren tanto al hongo Beauveria bassiana como al benzoato de emamectina; o a la la ducha con soluciones que contienen gusanos nemátodos que atacan al coleóptero como al imidacloprid, que se aplica directamente sobre el ojo de la palmera.

Según aseguró recientemente Raúl Moral, catedrático de Edafología y Química Agrícola de la Universidad Miguel Hernández de Elche, la ememectina es

un producto que en los ensayos previos ha obtenido muy buenos resultados y que, tras la pérdida de esperanza al ver la poca efectividad que tenían ciertos productos fitosanitarios, está generando una expectación entre los científicos y profesionales.

Al parecer, la emamectina ha funcionado mejor que otros tratamientos sistémicos como los basados en los insecticidas imidacloprid y tiametoxam. Los ejemplares ya infectados por lo general sobreviven y las palmeras sanas tratadas resisten a las larvas del picudo, que son los blancos de este producto químico, no el escarabajo adulto propiamente. La palmera asimila bien la emamectina, compuesto que una vez inyectado llega hasta la copa del árbol, su punto más débil.

image

La emamectina (que se administra en forma de su sal benzoica, un polvo blanco-amarillento) es un derivado de la abamectina, que a su vez pertenece a la avermectinas, lactonas macrocíclicas de 16 miembros segregadas por los hongos actinomicetos Streptomyces avermitilis. Todas las avermectinas son tóxicas para diversas plagas. En Estados Unidos los utilizan para combatir parásitos del fresno y de los peces. Este remedio funciona como un activador de los canales de cloruro ya que se une al receptor de ácido gamma-aminobutírico y a los canales de cloruro con glutamato y de esta manera interrumpe las señales nerviosas dentro del parásito..

El imidacloprid y el tiametoxam son derivados de la nicotina y combaten especialmente a las termitas, pulgas, cucarachas y hormigas. El segundo ha sido relacionado con el problema de la disminución de la población mundial de las abejas melíferas porque puede migrar hacia el polen y el néctar de las plantas.

Otros tratamientos

imageLa cátedra de Edafología y Química Agrícola ha estudiado también las posibilidades de la pintura Inesfly, inventada por la doctora Pilar Mateo para combatir la chinche del mal de Chagas, con una alta incidencia especialmente en Bolivia. Lo están aplicando a ejemplares que han sido recientemente podados porque la escamonda de la palmera atrae a las hembras de picudo. Este tratamiento lo están aplicando junto a productos fitosanitarios como el piretroide   deltametrina (C22H19Br2NO3), un insecticida y acaricida que puede acabar con el escarabajo antes de que deposite las larvas.


Fuentes: laverdad.esvisitelche.com y artículos de la Wikipedia sobre los productos químicos fitosanitarios mencionados

Leave a Reply

Your email address will not be published.