Bronceado: levantando barreras protectoras

  • Share on Tumblr

quemado por el sol triplenlace.com

Marta Martínez Jiménez >

Llega el verano, el calor, los tirantes y pantalones cortos… A todos nos gusta lucir una piel bonita y morena pero quizás nunca nos hayamos parado a pensar: ¿qué le ocurre a nuestro cuerpo para que cambie de color? ¿Por qué no consigo broncearme y en su lugar me quemo?

Para investigar todo esto deberíamos, primero, estudiar el espectro de luz; dividiéndolo en tres partes distinguimos:

  1. Luz visible, que es la que nos permite ver al reflejarse en los objetos.
  2. Infrarroja, es poco energética pero muy calorífica. Un ejemplo claro lo tenemos en los aparatos de visión nocturna, ya que detectan la temperatura corporal.
  3. Rayos ultravioletas (UV), se trata de la más energética de todas y es la responsable de ponernos morenos. De ahí los aparatos de solárium de Rayos UVA.

Por lo tanto la luz solar “nos ataca” y nosotros nos defendemos. Una gran parte de estos rayos los evita la capa de ozono, que sirve de barrera para las radiaciones UV-B y UV-C siendo las más peligrosas de todas, pero deja pasar las famosas UV-A que son menos pero no por ello poco dañinas. Así que la siguiente barrera que tenemos en nuestro propio cuerpo para protegernos, es un proceso llamado melanogénesis: Los melanocitos insertan gránulos de melanina en el interior de las vesículas celulares especializadas (melanosomas). Éstos se transportan al interior de otras células de nuestra dermis, acumulándose alrededor de su núcleo protegiendo el ADN de cualquier mutación debida a la ionización o radiación.

Los melanocitos son células presentes en nuestra piel, pelo y ojos, normalmente existen las mismas concentraciones en todos los seres humanos pero hay diferencias entre grupos étnicos (razas). Éstos fabrican un pigmento llamado melanina.

Químicamente, la melanina deriva del aminoácido tirosina. Es un polímero negro parduzco de ácidos carboxílicos de dihidroxindol y sus formas reducidas. Sus propiedades la convierten en un fotoprotector muy eficaz; absorbe el 99.9 % de la radiación nociva para el ADN, transformando esa energía en calor siendo inofensiva para nuestro cuerpo. Existen dos tipos de melanina:

  1. Eumelanina, muy abundante en la piel oscura. Es negra o parda. Su mayor concentración se encuentra en el cabello y piel. Como dato, la deficiencia de la misma provoca el albinismo.
  2. Feomelanina, se posee en menor cantidad. Es rojiza y se localiza en las zonas más sensibles (labios, órganos reproductores). Abunda en la piel pálida y es un factor determinante para el cáncer.

Podemos decir que nuestra piel se broncea debido al incremento de melanina. La piel oscurecida es cierto que tiene una protección mayor frente a las quemaduras solares y el posible desarrollo de melanosomas (forma potencial del cáncer de piel).

Respondiendo a preguntas

¿Por qué se pierde tan pronto el bronceado?

Porque con el tiempo las células tienden a regenerarse perdiendo así la capa que les rodea de “melanina bronceada”, volviendo a recuperar la feomelanina perdida teniendo su tono natural de piel.

¿Por qué me quemo y no me bronceo?

Primero porque no tenemos la suficiente concentración de melanina y segundo porque, si sometemos a las células a una radiación mayor de la que pueden soportar sufren fracturas del ARN a nivel microscópico. Las células dañadas liberan una proteína del grupo de las quimiocinas llama CXCL5; que es la característica que da la señal del dolor típico de una quemadura, advierte a las células sanas de la agresión sufrida y actúa atrayendo las células inmunes inflamatorias que son las que provocan que se inflame la zona y se enrojezca. Por lo que si una quemadura duele y está roja, el proceso va por el buen camino.

Como conclusión, tomar el sol es bueno porque los Rayos UV junto con la enzima 7-dehidrocolesterol ayuda a formar la vitamina D3 (muy importante para procesar el calcio). Pero siempre en hora que no sean de máxima exposición y con ayuda de protectores químicos y minerales que nos ofrece el mercado.


Bibliografía

  • Revista Science Translational Medicine
  • Wikipedia/Melanina
  • sciencuriosities.blogspot.com.es
  • www.new-medical.net

Leave a Reply

Your email address will not be published.