Energía nuclear vs. siderurgia en Bolivia

  • Share on Tumblr

rosaton-nuclear

Saul J. Escalera, Ph.D. >>

En octubre del año pasado el presidente boliviano Evo Morales anunció que el año 2025 se instalará un complejo de energía nuclear en La Paz con una inversión de más de 2.000 millones de dólares (MM$us). En esa ocasión el Ministerio de Energía señaló que el plan nuclear boliviano se aplicaría  en  cinco ámbitos:

  1. Un ciclotrón para diagnósticos médicos.
  2. Un radiador gama para esterilizar alimentos, mejorar semillas  y aumentar la productividad.
  3. Una central nuclear para generar energía eléctrica.
  4. Cuantificar la presencia de uranio y torio en el país.
  5. Un reactor con fines investigativos (UCOM 18. 02.2015).

Tal es  la importancia que el Gobierno Nacional da a este proyecto, que en el programa de gobierno 2015 – 2020 ya está planteada la  construcción del reactor nuclear  y es uno de los grandes proyectos de  la Agenda Patriótica 2025.

Recientemente el presidente Evo Morales ha anunciado que firmará un acuerdo con Rusia para desarrollar Energía Nuclear en Bolivia en base a la propuesta del presidente de Rusia Vladímir Putin que ofreció a Bolivia un plan integral para el desarrollo de energía nuclear con fines pacíficos realizado. La propuesta fue hecha el año pasado en un encuentro que Putin sostuvo con el mandatario Evo Morales en Brasil. Por su parte el Ing. Sánchez del MEH informó que el próximo mes de junio de este año se firmará un convenio de cooperación con la Corporación Nuclear Rusa ROSATOM para el desarrollo de energía nuclear hasta el año 2025. Para institucionalizar el proyecto este año el gobierno nacional ha dispuesto $US 1,7 millones como inversión inicial [http://www.paginasiete.bo/opinion/2015/3/20/energia-nuclear-bolivia-50581.html]

En el presente articulo demostraremos que en lugar de invertir dinero en una Planta de Energía Nuclear – un emprendimiento de dudosa utilidad para los bolivianos – será mejor invertir en el Complejo Siderúrgico Mutun, porque si no hacemos esto las industrias bolivianas – especialmente construcción y metal mecánica – seguirán importando desde Brasil clavos, tornillos, perfiles, planchas de fierro y aleaciones para construir edificios y artefactos metálicos, pagando altos precios; en efecto actualmente un kilogramo de clavos cuesta $US 2,0/kg, mientras que en Brasil sólo cuesta $US 0,60/kg. Al respecto, un estudio de pre-factibilidad del complejo siderúrgico Mutun ha demostrado que el precio en planta del fierro producido será de $US 0,80/kg. Además, el estudio ha calculado que el complejo siderúrgico del Mutun generará 5.000 empleos directos para los bolivianos.

Energía Nuclear. Este tipo de energía es obtenido de una reacción en cadena del uranio enriquecido (U235) obtenido a partir del mineral pechblenda que contiene 80% de oxido de uranio (UO2). En Bolivia este mineral existe en forma de uraninita pobre (promedio de 0,8% UO2) en pocos parajes, como en el cerro Manomo de Santa Cruz, en stocks volcanicos de Los Frailes de Sevaruyo en Oruro y en el terciario de Los Lipez desde Corocoro hasta Pululus [Rivas & Ahlfeld, 1998]. Aun cuando se descubran grandes reservas, el uranio tendría que ser enriquecido, lo que está fuera del alcance de la tecnología local; por lo tanto para hacer factible su proyecto de energía nuclear Bolivia tendrá que importar alrededor de 180 toneladas/año de uranio enriquecido de otros países como Francia, Rusia o Argentina.

El enriquecimiento del uranio es muy complicado porque se requiere de procesos químicos complejos que sólo pocos países de mundo tienen experiencia demostrada. Además, un reactor nuclear es difícil de manejar por lo que debe ser diseñado y construido con alta tecnología que exige un estricto y complicado protocolo de seguridad ambiental para evitar el descontrol de la operación de un reactor que puede producir catástrofes como en Three Mile Island de USA, Chernobil de Ucrania y Fukushima del Japón. Los puestos de trabajo en un reactor nuclear son muy pocos (menos de 200) porque se requiere de profesionales altamente especializados en el rubro de la energía nuclear que Bolivia no tiene y tendría que contratarlos en el extranjero. Además, Bolivia posee abundancia de fuentes alternativas de energía, renovables y no renovables, tales como hidroeléctrica, termoeléctrica y eólica, para no tener que recurrir a la energía nuclear en busca de seguridad energética para el país.

En resumen, desarrollar energía nuclear en Bolivia solo para entrar en el exclusivo Club Nuclear Atómico del mundo no nos parece la mejor inversión para el país, porque ese dinero puede ser utilizado con mayor éxito en otro rubro industrial – como la siderurgia del Mutun – que es mas urgente para el desarrollo industrial del país y tiene mejores perspectivas de éxito a corto plazo, tal como explicamos a continuación.

Complejo Siderúrgico del Mutun. Actualmente, este proyecto esta estancado por falta de financiamiento, porque el gobierno nacional no quiere invertir los $US 2.000 millones que son requeridos para construir las 5 plantas que conformarán el complejo: (a) beneficio del mineral de fierro para producir concentrados de 65% Fe utilizando el proceso de flotación con aminas primarias (C12 – C18) que se han de producir a partir del amoniaco del complejo petroquímico en Bulo-Bulo; (b) pelletización del concentrado fino de fierro utilizando carbonato de calcio como aglomerante; (c) producción de hierro esponja por el proceso de reducción directa (DRI) del oxido de fierro utilizando metano reformado (gas de síntesis) a partir del gas natural; (d) conversión del fierro en acero en horno eléctrico de arco para producir 500.000 TM acero/año, cantidad suficiente para satisfacer el mercado interno y excedente para exportación en condiciones competitivas; (e) planta termoeléctrica de 500 MW. La cantidad de gas natural que el complejo siderúrgico requerirá, tanto para el proceso DRI como para la planta termoeléctrica es de 11,5 MMmcd, que deberá ser suministrado por YPFB. [Valverde I., 2014].

Existen Expertos Bolivianos para Desarrollar el Complejo Mutun. Las tecnologías que serán utilizadas para hacer funcionar 3 de las plantas del Complejo Mutun son de conocimiento de los ingenieros y técnicos bolivianos. En efecto, la explotación del mineral hematita del Mutun, seguida de la trituración primaria y la molienda del mineral, son muy conocidas por técnicos de la COMIBOL. El proceso de flotación inversa con colector (amina primaria) y espumante (MIBC) para producir concentrados de 65% Fe, es muy conocido por los técnicos bolivianos de las plantas de Catavi, Colquiri, Huanuni y otras. Sólo para el proceso de Reducción Directa del fierro (DRI) se requiere contratar a una firma de ingeniería especializada en la tecnología MIDREX para que realice el IPC (Ingeniería, Procura y Construcción) y entregue a la ESM la planta llave en mano.

Financiamiento del Complejo Siderúrgico Mutun. El costo estimado por la ESM para la implementación del Complejo Siderúrgico Mutun es de $US 2.500 MM, suma que bien puede ser financiado por el BCB de Bolivia. Sin embargo, se conoce que el gobierno nacional está en busca de financiadores externos y actualmente está en tratativas con el Gobierno de China para financiar el complejo del Mutun. En efecto, recientemente, el Gobierno de China confirmó al gobierno boliviano la entrega de un crédito de $us 500 millones para ejecutar proyectos en la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM) del departamento de Santa Cruz, informó el embajador de la República Popular China en Bolivia, Wu Yuanshan, y afirmó que el mes de mayo se suscribirá otros acuerdos entre ambos países [CBHE, 30 Abril 2015]. Si los bolivianos decidimos cancelar el proyecto de Energía Nuclear tendremos los $US 2.000 MM requeridos para implementar el Complejo Siderúrgico del Mutun.

En Resumen. Es encomiable la determinación que tiene Evo Morales para seguir adelante con el proyecto de energía nuclear de dudosa utilidad para los bolivianos, pero es deplorable su falta de voluntad política para desarrollar la siderurgia en el Mutun, lo que vendrá a ser “la madre de todas las industrias del país” que permitirá a Bolivia su desarrollo industrial con paso seguro a corto plazo y convertirse en exportador de fierro fundido y aceros especiales para todo el mundo!. En resumen, el Presidente Morales está mal asesorado!.

(*) El Dr. Escalera (sjescalera@yahoo.com) es Ph.D. en Ingeniería Química de USA. Fue Investigador Senior del Centro Tecnológico de Minas Gerais en Brasil (1974-1976) desarrollando proyectos de fierro y acero. Fue Investigador Senior de la Sherex Chemical Co, USA (1977-1981), donde ha obtenido la: U.S. Patent Nº 4.325.821, Abril 20, l982 y la U.S. Patent Nº 4.337.149, Junio 29, l982. Actualmente es Profesor Emérito de la UMSS y consultor en Procesos Industriales con sede en CBBA.

7 Respuestas a "Energía nuclear vs. siderurgia en Bolivia"

  1. Paul Vargas   16 - noviembre - 2015 at 14:06

    Estimado doctor, debo disentir con usted… el impacto que puede tener el proyecto gubernamental de crear un centro nuclear en Bolivia, en mi opinión, puede tener un impacto mucho más fuerte del que usted cree. Estamos hablando de un proyecto que cuesta 300 millones de dólares y que se instalaría en El Alto, como el mismo presidente lo dijo. Solo uno de los componentes ya es suficiente para justificar tal inversión, me refiero al de la irradiación de productos agrícolas. Como lo dijo en su momento aquel gran boliviano, don Joaquín Aguirre Lavayén, “la agricultura es probablemente la actividad económica que más impacto tiene en la economía de la población”, porque desde el más humilde agricultor, el transportista hasta el mayorista que exporta, forman parte de una enorme cadena productiva que se beneficia del éxito económico de esta actividad.
    La agricultura ya es una actividad que en Bolivia tiene una larga tradición pero que no se obtuvieron réditos por el tema de calidad. Muchos productos agrícolas tienen patógenos que hacen imposible su exportación, otros no tolerarían el viaje a mercados al otro lado del planeta porque se echan a perder muy rápidamente. ¿Cuál es la solución fácil? Irradiar con rayos gamma. Este es un tratamiento reconocido y aprobado por la FAO y la WHO y, no solo eso, existen muchos países como Nueva Zelanda que no reciben productos agrícolas si no están irradiados. El impacto de implementar este tipo de tratamiento sería, a corto plazo, de beneficios económicos incalculables para el país, además de que ese beneficio económico estaría basado en recursos renovables. Ni hablar de los beneficios médicos que se lograrían para la población, reduciendo de forma drámatica los costos de productos necesarios para varios tratamientos. Eso repercutiría directamente en la salud de la población y mejoraría la calidad de vida en el país. ¿Acaso no son la salud y la educación las más altas funciones del estado? Pues un centro nuclear beneficiaría a ambas de forma directa.
    En cambio, el hierro sigue siendo un recurso no renovable por muy grandes que sean las reservas existentes y, su industrialización, beneficiaría a una región muy pequeña y grupos empresariales muy concentrados. Obvio, si se pueden hacer ambas cosas sería genial, pero para mí es prioritario el centro nuclear por lo antes expuesto.

    Responder
  2. Paul Vargas   17 - noviembre - 2015 at 15:05

    Para que se pueda ver la cantidad de aplicaciones del uso de radiación. Justo hoy salió esta noticia:
    http://www.lostiempos.com/diario/actualidad/economia/20151117/la-%E2%80%9Cmosca-de-la-fruta%E2%80%9D-destruyo-30-de-cultivos-frutales-en-el-valle_322883_716772.html
    Las pérdidas por mosca de la fruta son cuantiosas y una de las soluciones posibles es tan simple. Si tuvieramos un centro nuclear en Bolivia, se podrían preparar lotes de “pupas” macho de mosca de la fruta, irradiarlas con una dosis que ya ni siquiera hay que estudiar, porque está bien definido por estudios previos y permitir que los insectos nazcan. Las moscas machos que nacerán serán estériles, incapaces de reproducirse. Pero si se los libera en zonas con la plaga, competirán con machos que si se pueden reproducir y causarán un decenso dramático de la población de mosca de la fruta. Este es un eficiente sistema de control que ya está probado que funciona.
    Pero algunos siguen creyendo que la prioridad es tener fierro de construcción de bajo costo y no concentrarnos en la productividad agrícola que, dicho sea de paso, es una actividad de enorme impacto económico en el país.

    Responder
  3. Saul Escalera   18 - noviembre - 2015 at 21:54

    Hola Paul, respondo a tus 2 notas que publicaste en este espacio sobre mi posicion de que Bolivia debe invertir en siderurgia y no en energía nuclear. Aunque debo admitir que el uso de la energía nuclear para fines como el que indicas y tambien en medicina es muy útil como acelerador lineal y bomba de cobalto (que no cuestan 2 mil millones de dolares) y Bolivia los tiene en algunas clínicas de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. Lo que nos preocupa a los bolivianos es que el presidente Evo Morales en octubre del 2014 dijo textualmente: “El proyecto nuclear arrancará este año y forma parte de la estrategia para hacer de Bolivia el centro energético de la región con una inversión superior a los US$ 2.000 millones”. Añadiendo: “Nunca podemos sentirnos un país pequeño ahora que nos hemos liberado económicamente. Esta clase de inversiones para una central de energía atómica vamos a garantizarlas”. Ahora bien, si el primer mandatario de Bolivia anuncia al mundo entero que Bolivia será el centro energético de la región con ayuda de reactores nucleares con una inversión de 2 mil millones de dolares, la cosa es seria y preocupante ¿no te parece? y por ello escribi el articulo que publiqué en TRIPLENLACE. Entonces tengo razón ¿verdad?; juzga tú.

    Responder
    • Paul Vargas   18 - noviembre - 2015 at 22:55

      Hay una diferencia enorme entre una planta nuclear y un centro nuclear. Usted mencionó cinco “ámbitos” en el artículo y solo uno de ellos es referido a generación de energía nuclear. Sin embargo, el artículo deja la sensación de que se estaría desvirtuando y dudando de los beneficios, no de uno de los “ámbitos”, sino los cinco.
      Un sincrotron puede ser útil para medicina, para fines analíticos y para investigación. Un reactor nuclear puede dar un valioso plus a la investigación. Un irradiador con rayos gamma tiene aplicaciones directas que pueden generar alta competitividad a la producción nacional. Es por esas razones que manifesté mi desacuerdo con el artículo, porque desvirtua cuatro componentes a partir de la intención de desvirtuar un componente. Y le diré una cosa más, si es o no útil una planta nuclear es también muy discutible, para un lado o para el otro… usted quiere publicitar el campo del que es experto, es legítimo, pero es solo su opinión (respetable, obvio).

      Responder
  4. Saul Escalera   19 - noviembre - 2015 at 18:09

    Bueno, si la energía nuclear es tan inofensiva, como pareces pensar, debo recordarte los grandes “accidentes nucleares irreversibles” que han ocurrido en Three-Mile Island, USA; Chernobil, Ucrania y Fukushima, Japon; por ello, Alemania ha anunciado que ha decidido cerrar todas sus usinas termonucleares hasta el año 2040. Insisto en que el plan nuclear boliviano es de dudosa utilidad para el pueblo boiviano, porque tenemos suficientes recursos hídricos (rios), gysers, eólicos y gas natural para producir suficiente energía eléctrica. Con esto doy Punto Final a nuestra conversación!.

    Responder
    • Paul Vargas   19 - noviembre - 2015 at 18:43

      Solo dije que la utilidad de la generación de energía nuclear en Bolivia era discutible, no que me pareciera apropiada para Bolivia. Su opinión es su opinión y es respetable, pero el “background” de conocimientos sobre temas nucleares y a partir del cual juzga las aplicaciones nucleares que podrían tener un extraordinario impacto en la economía, investigación, salud y educación en Bolivia, parece ser muy bajo. Tanto es así que confunde con extremada facilidad generación de energía nuclear con sincrotrones e irradiadores de rayos gamma. No solo eso, sus comentarios dan a entender que los bolivianos no pueden ni deben acceder a esas tenconologías porque no tienen capacidad o, quizás, somos “subnormales.
      De una persona de a pie, con una formación media para abajo, puedo esperar un criterio como que la energía nuclear no es segura basado en la ocurrencia de tres accidentes serios que hubo en más de medio siglo de producción de energía eléctrica de origen nuclear y con miles de plantas nucleares que operaron y operan en el mundo actualmente. El porcentaje no llega a ser estadísticamente significativo, hablando en términos científicos.
      Yo viví en Alemania, es más, estuve en Alemania el periodo en el que hubo el accidente de Fukushima y creo que puedo hablar con conocimiento de causa sobre el tema. La decisión política (porque es una decisión política y nada más) de cerrar las plantas nucleares en territorio alemán se la tomó en base a los miedos y paranoias de la población en ese momento. Es por eso que, pasado el tiempo, los técnicos alemanes dudan de las posibilidades reales de poder prescindir de plantas nucleares. Un ejercicio muy simple… la planta nuclear más pequeña existente produce el equivalente de energía eléctrica de más de 200 de los generadores eólicos más grandes existentes. No hay que, además, ser muy listo para entender que la generación eólica tiene ciertas limitaciones en cuanto a continuidad (¿qué pasa si no hay viento?). Otras limitaciones serias son el transporte de esa electricidad, lo propio sucede con la energía eléctrica de origen solar. NO es tan simple… en el caso de Alemania, ¿será posible que en 25 años más, con una población actual de 80 millones de habitantes, asumiendo un conservador crecimiento poblacional del ~2% anual, Alemania sea capaz de prescindir de energía de origen nuclear? Créame, no soy el único que lo duda…
      Yo también doy por concluida la discusión, ya no lleva a ningún lado y ya expuse mi punto de vista con suficientes argumentos técnicos y científicos.

      Responder
  5. Jacqueline Patiño   19 - mayo - 2016 at 3:37

    Aquí falta una dimensión muy importante: La ciudadana.

    Los expertos, los científicos y los técnicos se basan en la ciencia para tomar la decisión de construir plantas nucleares.

    Pero ellos NO son los que realizan los trabajos mas peligrosos. Ellos NO pagan por la Planta sino que la financiamos con nuestros impuestos, es decir, con el fruto del trabajo de todos los ciudadanos.

    Ellos tienen acceso a información privilegiada y son los primeros en recibir pastillas de yodo cuando hay fugas, y tienen sueldos y seguros médicos que los cubren hasta su tercera generación.

    Los políticos que aprueban las Plantas Nucleares, NO saben nada de ciencia y son los últimos en enterarse de fugas y accidentes. Pero como ellos ganan las comisiones de los contratistas, NO les importa que haya desgracias.

    Las comisiones que reciben los políticos, también las pagamos los ciudadanos, al pagar impuestos.

    Ya sabemos quienes se benefician. Ahora hablemos de los que sufren las consecuencias.

    Cuando hay fugas y accidentes, las enfermedades y las mutaciones las obtienen de regalo los ciudadanos, como única recompensa por pagar la Planta Nuclear con el fruto de su esfuerzo.

    Cuando los científicos se equivocan y dicen que la energía nuclear es segura, pero los vecinos a 100 km alrededor comienzan a tener gas radón en casa, y sin darse cuenta enferman con cáncer de pulmón, ELLOS PAGAN LA CUENTA.

    Cuando 10 años después del inicio de operaciones de la Planta tienen hijos y nietos deformes, mutados, los que siguen pagando la cuenta, son los ciudadanos.

    Entonces, es una lucha desigual. Mientras a los científicos y políticos los reciben en todos los medios, incluso con propaganda pagada con nuestros impuestos, a los ciudadanos, que pagamos la cuenta, pagamos la Planta nuclear en si misma, pagamos el cierre de la misma cuando está obsoleta, y pagamos los sueldos de políticos y científicos, NADIE los escucha.

    Los medios transmiten opiniones “calificadas” que NUNCA se hacen cargo del sufrimiento de al menos cuatro generaciones del sufrido pueblo que paga CALLADITO.

    Responder

Leave a Reply

Your email address will not be published.