Química de los perfumes y aceites esenciales

  • Share on Tumblr

Santiago Espín Romera »

clip_image002¿De qué se compone un perfume? ¿Qué sustancias le confieren su olor característico?

Composición del perfume

Una fragancia cualquiera se compone principalmente por una sustancia aromática, un diluyente y un fijador del aroma. También se pueden añadir colorantes, conservantes y antioxidantes, pero no son tan importantes y son opcionales. Aunque solo haya nombrado seis ingredientes, un perfume puede tener de 20 a 30, ya que pueden tener varias esencias, llegando a contener algunos más de 100.

La sustancia aromática puede ser de distintas procedencias, ya que puede tratarse de un aceite esencial natural o una esencia sintética producida en laboratorio (o una combinación de varias), y es el ingrediente más importante ya que es el que dará el olor a la fragancia. Según su proporción será la que determine qué tipo de fragancia final obtendremos, pero esto lo detallaremos más adelante.

El diluyente es el producto mayoritario de la composición, ya que es la base sobre la cual se mezcla todos los demás ingredientes. Está compuesto de alcohol etílico y una pequeña cantidad de agua desmineralizada. Cuanto mayor proporción de alcohol con respecto a la del agua mayor será la intensidad del aroma pero también habrá una mayor evaporación. El alcohol además de permitir que los aceites esenciales se puedan diluir fácilmente (lo cual no es posible en agua) es un producto con un olor ligero e incoloro, así que apenas modifica el resultado final.

El fijador del aroma, aunque en muy pequeña cantidad, tiene una tarea muy importante pues reduce la volatilidad de la fragancia y hace que no se pierda el olor rápidamente de la piel o la ropa. Estos pueden tener olor propio o ser completamente inodoros, y pueden ser sintéticos, vegetales u orgánicos, siendo estos últimos los más caros y más difíciles de conseguir, como por ejemplo el ámbar gris, solo utilizados en las fragancias más caras.

quimica de los perfumesFabricación y tipos de fragancias

Para elaborar una fragancia se pone el diluyente como base y se le añade el fijador. Cuando estos se han mezclado, se añaden las esencias siguiendo un orden: Primero se añaden las sustancias que crean notas de olor de fondo o básicas. Estas son las que menos volátiles son y mas tardan en desaparecer y a veces pueden proceder del agente fijador del aroma. Después se añaden las notas intermedias y de cuerpo, que son las esencias que caracterizan al perfume, y por último las notas de cabeza o altas, siendo las más volátiles y las que primero notamos en cualquier fragancia.

Según la cantidad de esencias que lleve el producto final, podemos encontrar los siguientes tipos de fragancias:

  • Perfume: tiene la mayor concentración de esencias, generalmente entre el 20 y 25%, aunque algunos pueden llegar al 40% sin ser lo habitual. El nombre proviene de las palabras latinas per (por) y fumare (humear), haciendo referencia al fragante humo que se desprendía al quemar algunas sustancias aromáticas.
  • Eau de parfum: tiene una concentración aproximada del 15%, pudiendo variar desde el 10 hasta el 19%. Esta la forma comercial más habitual que encontraremos.
  • Eau de toilette: este ya tiene una concentración mucho menor, de entre el 6 y el 10%, y suelen ser fragancias en las que resalta un aroma fresco.
  • Eau de cologne: estas tienen aproximadamente un 5% de esencia, y deben su nombre a la ciudad de Colonia, en la cual se invento la original.
  • Body splash: son las que menor tienen, ya que nunca superan el 3% de esencias.

¿Pero de que están formadas estas esencias?

Composición química de un aceite esencial

Los aceites esenciales tienen una compleja composición química, pues están compuestos por más de 100 sustancias diferentes (las cuales no vamos a identificar en su totalidad, solo las principales), variando además su composición de unos aceites a otros. Estos no forman compuestos puros, pero si mezclas muy complejas.

Los aceites esenciales se componen principalmente de terpenos, que se forman por la unión de isoprenos (imagen de la derecha), un hidrocarburo formado por cinco átomos de carbono. Así, un monoterpeno está formado por dos isoprenos, un diterpeno por 4 isoprenos, etc. Este componente puede llegar incluso a ser el 90% del aceite esencial en algunos casos. Aun siendo el componente mayoritario, no suele tener ningún olor, y si lo tuviera, apenas forma parte del olor final del aceite esencial. Este terpeno actúa como un diluyente para el resto de sustancias.

Los demás componentes, que si dan aromas al aceite, son:

  • Aldehídos: Son compuestos muy reactivos que contienen el grupo –CHO. Son abundantes en cítricos, siendo responsables de su característico olor.
  • Alcoholes: Llevan un grupo hidroxilo; como ejemplo nombraremos el mentol, responsable del sabor y olor de la menta.
  • Cetonas: Son moléculas bastante estables que pueden producirse por la oxidación de alcoholes. Destacaremos la tuyona, que se encuentra en la salvia.
  • Fenoles: Estos compuestos también tienen un grupo hidroxilo como los alcoholes, pero a diferencia de estos, tienen propiedades ácidas. Como ejemplos nombraremos el timol y el carvacrol, que podemos encontrar en tomillos y oréganos.
  • Ésteres: Formados por la reacción entre alcoholes y ácidos. A destacar los esteres que contienen restos de hidrocarburos sencillos, que son olorosos y volátiles, y nombraremos como ejemplo el acetato de linalilo, que se encuentra en el aceite de lavanda.

También hay otros muchos componentes en menor proporción que estos como ácidos, éteres, sulfuros, y un largo etcétera, pero como vemos, un aceite esencial y un perfume no son tan distintos, pues en ambos tenemos un diluyente mayoritario sin olor y una serie de compuestos en menor cantidad que son quienes dan el aroma determinado.

Es la naturaleza el más grande perfumista de todos los tiempos

Olivier Durbano


Referencias

  • Ortuño Sanchez, Manuel Francisco, Manual práctico de aceites esenciales, aromas y perfumes, Aiyana ediciones, España, 2006.
  • Esencias y Fragancias, trabajo de investigación del I.E.S. Santo Domingo de El Puerto de Santa Maria, España.
  • Garcia, Ana Verónica, ¿Cómo se fabrica un perfume?, Articulo del periódico ABC.ES, España, 2014.
  • Volanges, Sophie, Perfumes & fragancias, Ediciones Lea, Argentina, 2013.
  • Davis, Patricia, Aromaterapia, de la A a la Z, Editorial Edaf, España, 2008.
  • VV.AA., Fundamentos de bioquímica estructural, Editorial Tebar, España, 2006
  • Primo Yufera, Eduardo, Química Orgánica básica y aplicada, tomo 2, Editorial Reverté, España 2007
  • Diccionario de química, editorial complutense, España, 200
  • Arraiza Bermudez-Cañete, M. Paz, Uso industrial de plantas aromáticas y medicinales, material para clase para el curso de la Universidad Politécnica de Madrid

Leave a Reply

Your email address will not be published.