EcoArk: un edificio de botellas de plástico que resiste terremotos

EcoArk, el nuevo centro de convenciones de Taipei (Taiwán) es un ejemplo de que nuestros desechos pueden ser reutilizados con cualquier finalidad. Se trata de un edificio de tres plantas, de 130 metros de anchura y 26 de altura, en cuya construcción se han empleado “ladrillos” de plástico moldeados a partir de 1,5 millones de botellas usadas. El conjunto, soportado por una estructura de acero, resistiría terremotos y tifones. Como ventaja adicional, el plástico permite que la luz natural penetre en el interior. Además, incluye una cascada de agua de lluvia que refrigera el ambiente.

image REDXM2

Esta idea ya se había llevado a cano para construir iglús, casas ecológicas o incluso una isla tropical flotante.


image

Fotos: REDXM2 y BASIKOSTUDIO

Leave a Reply

Your email address will not be published.