Enriqueciendo el suelo con calcio podrían disminuirse las emisiones de CO2

Imagen: www.growersmineral.com
David Manning, profesor de geología de la Universidad de Newcastle (Reino Unido) ha descubierto cómo pedir ayuda a las plantas para reducir las emisiones de CO2. Y ha hecho el hallazgo de modo fortuito, cuando estudiaba cómo cubrir una cantera abandonada con una capa vegetal. En las raíces observó que se estaban formando cristales de carbonato cálcico, un compuesto muy insoluble y estable que constituye la base de la piedra caliza.Manning sabía que cuando algunas plantas están sujetas a un stress por falta de nutrientes del suelo, transforman parte del CO2 que absorben en la fotosíntesis en ácidos orgánicos, que exudan. La función de estos ácidos es disolver la roca y liberar elementos alimenticios como el fósforo. Lo normal es que el carbono contenido en estos exudados vuelva a la atmósfera en forma de CO2. Salvo que sea fijado de algún modo…

El investigador descubrió que la clave estaba en la riqueza en calcio del suelo. Este metal reacciona con los ácidos de la planta y acaba produciendo el carbonato cálcico que Manning encontró cristalizado en las raíces.

Así que el geólogo inglés ha hecho cálculos y ha concluido que enriqueciendo el suelo con calcio se podría evitar la emisión a la atmósfera de 150 kg de carbono por año y hectárea en un campo de trigo. Por lo tanto, los 2,5 millones de hectáreas de trigo cultivados en el Reino Unido podrían absorber 14 millones de toneladas de CO2, lo que supone cerca del 3% de las emisiones de ese país. También se podría fijar carbono en las canteras, ricas en calcio, cuando se someten a los correspondientes procesos de restauración mediante repoblación vegetal.

(Fuente: Le Monde)

Leave a Reply

Your email address will not be published.