Óxido de aluminio transparente: tres veces más resistente que el acero y mucho más ligero

oxido aluminio transparente triplenlace.com

El óxido de aluminio transparente no es propiamente un invento humano. La naturaleza ha producido este material desde que el mundo existe y además se ha congraciado en alearlo con esa otra sustancia más intangible que damos en llamar belleza. Ahí tenemos el corindón, con sus variedades de rubíes y zafiros, para mostrarlo.

Incluso, si lo consideráramos un invento humano, tampoco podríamos decir que sea moderno, ya que dicen que desde el primer tercio del siglo XIX hemos creado gemas artificiales de óxidos de aluminio fundiendo este compuesto químico junto a otros que le dan el color apetecido.

Pero no son esos el óxido de aluminio transparente al que queremos referimos aquí. Este lo obtuvieron en un laboratorio especializado en el estudio de cerámicas a partir del Al2O3 finísimamente dividido y calentado a 1200 K.

¿Por qué es tan transparente? Los materiales cerámicos normales se fabrican a partir de óxido de aluminio y otros compuestos en forma de polvo policristalino. El material resultante normalmente es opaco porque dispersa la luz visible. Y lo hace porque entre los granos de la materia base existen centros dispersantes cuyo tamaño es comparable a la longitud de onda de la luz visible. Sin embargo, las cerámicas transparentes tienen tamaños de grano extraordinariamente pequeños que se han podido alcanzar con modernas tecnologías de nanoescalas.

¿Y qué utilidad tiene una cosa tan dura y transparente? Como es de suponer, los militares ya se la han visto: escafandras para las “armaduras” de los modernos combatientes y aviones supersónicos. Pero tiene muchas más. Este tipo de materiales se utilizan, por ejemplo, para generar láseres como el de los óxidos de itrio y aluminio (YAG) y para fabricar dispositivos de visión nocturna.

Leave a Reply

Your email address will not be published.