Lamparillas de luz verde

vela verde triplenlace.com

¿Cansado/a del color amarillo-anaranjada de la luz de las velas o similares?  ¿Por qué no sustituirlas por luz verde como la de la imagen? Es sencillo. Para construirse una lamparilla de luz verde basta un pequeño recipiente de cristal (un bote de mermelada, por ejemplo) y una mecha de esparadrapo que se introducirá por un agujero que haremos en la tapa del bote y que se sumergirá en una disolución de ácido bórico o bien de tetraborato sódico (bórax) en metanol, productos ambos que se consiguen en las droguerías (el metanol se llama vulgarmente alcohol de quemar; el bórico es un insecticida de uso común). Los productos de la combustión no entrañan un gran riesgo, pero tampoco podemos decir que sean inocuos. Por lo tanto, mejor poner estos originales candiles al aire libre.

El fundamento es simple: los átomos de boro se excitan con el calor y producen su espectro de emisión característico, en el que domina el verde. Indudablemente, pueden hacerse variantes. Todos las sales de metales alcalinos producen bonitos colores. (Los fundamentos de la espectroscopía de emisión los hemos explicado en Triplenlace en las primeras página de esta presentación.)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.