Adiós a las goteras con los recubrimientos superhidrofóbicos

materiales superhidrofobicos triplenlace

La nanotecnología ha abierto un abanico de nuevas posibilidades a la ciencia de los materiales. En los laboratorios no solo se crean cada día nuevos materiales, sino que se descubre que los materiales conocidos tienen sorprendentes propiedades cuando su tamaño es nanoscópico. Dos ejemplos son el carbonato cálcico precipitado o el dióxido de silicio, conocidos por su excelente hidrofóbicidad, es decir, capacidad de repeler agua. También son muy hidrfóbicos materiales compuestos manoestructurados como el dióxido de manganeso / polietileno o el óxido de zinc / poliestireno, e igualmente los nanotubos de carbono.

Recubriendo con estos compuestos diversos materiales se les puede hacer completamente impermeables al agua. Un ejemplo es la “arena mágica”, de la que ya hemos hablado en esta revista. Este vídeo permite comprobar las sorprendentes propiedades de los materiales superhidrofóbicos. No se pierdan el comportamiento de la gruesa lámina de agua verde:

Leave a Reply

Your email address will not be published.