Cómo generar ciencia y tecnología en Bolivia – Una visión de compromiso social (2 de 4)

  • Share on Tumblr

gas-bolivia-revoluciontrespuntocero

<< Viene de la primera parte <<

Saúl J. Escalera, Ph.D. >

3. EL ROL DE LA UNIVERSIDAD EN LA PRODUCCIÓN DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA EN EL PAÍS.

La existencia de programas de I&D responsables – incluyendo las tesis de grado y de postgrado – en los laboratorios universitarios siempre producirá réditos substanciales para el país, tanto en lo económico como en lo social; por lo tanto, debe otorgárseles una adecuada ubicación como funciones básicas y sustantivas de la universidad, orientando sus prioridades de investigación y su desarrollo científico–tecnológico en función de los intereses y requerimientos tecnológicos de la región. Por lo tanto, la Universidad Boliviana debe efectuar un riguroso balance de lo que tiene, así como de las metas y objetivos de sus programas de I&D. Todo esto resultará de las siguientes acciones inmediatas [Escalera, 1994]:

(1) De la generación de C&T por medio de programas y proyectos de I&D – donde se pueden realizar miles de proyectos de grado – que se concentren prioritariamente en la solución de los diversos problemas que aquejan a Bolivia.

(2) Del flujo de la información generada endógena y exógenamente, porque el investigador rinde tanto más cuanto mejor informado esté, y cuanto mejor oportunidad tiene de hacer conocer los resultados de su esfuerzo científico.

(3) Del proceso de asimilación de lo que somos capaces de hacer por sí solos y de los que podemos captar de lo que hacen otros investigadores en diferentes países.

(4) De la formación endógena de investigadores de alto nivel (M.Sc. y Ph.D.) por medio de cursos de postgrado debidamente acreditados.

Es obvio que para que se logre todo lo enunciado será necesario que las autoridades universitarias tomen un interés primario que se traduzca en la voluntad política de cambiar sus sistemas administrativos y académicos, dejando de lado los intereses político–partidarios a fin de que se conviertan en instituciones modernas de producción de C&T para sustentar el desarrollo sostenible del país.

! El Rol de la Educación Postgradual en Bolivia.

Es mundialmente reconocido que la calidad y la factibilidad de la investigación científica y el desarrollo tecnológico de un país dependen fundamentalmente de la existencia de recursos humanos de alta formación académica (nivel de Ph.D.), sólo así podrá avanzar en su desarrollo económico y social. Entonces, la educación postgradual aparece como una cuestión esencial para el desarrollo de Bolivia.

El papel de la educación postgradual para plantear soluciones a los diversos problemas del país fue ampliamente discutida durante el Primer Congreso de Educación postgraduada, organizada por el CEPI (Centro de Estudios de Postgrado e Investigación) de la UMPSFX y realizada en Sucre en Septiembre del 2005; donde el autor presentó un documento de análisis crítico sobre la situación de las escuelas de postgrado en Bolivia [Escalera, 2005].

Según este estudio, si bien las universidades bolivianas han creado programas de Postgrado en niveles M.Sc. y Ph.D., la mayoría lo ha hecho en áreas no tecnológicas (v.g. Educación Superior) que no aportan mucho a la creación de C&T para el desarrollo socio-económico del país; son pocas las universidades que tienen programas de posgrado en las áreas tecnológicas y aún así adolecen de muchas fallas de organización y falta de profesores con niveles de Ph.D. Luego de seis años, esta situación ha mejorado muy poco según otro estudio realizado por el autor [Escalera, 2011].

Lo que está ocurriendo con las ofertas de cursos de Postgrado en los últimos diez años en Bolivia debe preocupar a propios y extraños del país, porque observamos que todas las universidades bolivianas (públicas y privadas) consideran los cursos de cuarto nivel como una fuente segura de ingresos económicos, sin preocuparse de la calidad que ofrecen esos cursos. Lo que es peor, en casi todas las universidades hay un “archipiélago de maestrías” iniciadas en forma improvisada, con el sólo afán de lucro y tal vez demostrar a la sociedad que “están haciendo algo en ese nivel”, en muy contadas universidades bolivianas existe un sistema de gestión establecida orgánicamente para garantizar los estudios de cuarto nivel.

La oferta actual de gran número de maestrías para toda especialidad, sin que estén supervisadas por verdaderas Escuelas de Postgrado que garanticen la culminación exitosa de los estudios de postgrado, permiten aseverar que hay un cúmulo de “egresados sueltos” sin haber terminado su Tesis de Postgrado por falta de condiciones para realizar I&D seria y responsable y que frustrados deambulan por ahí buscando apoyo. La educación en el nivel de postgrado es un recurso extremadamente valioso para el país, y no debe ser manejada como una mercancía y ciertamente no debe ser un engaño sólo para lograr ganancias pecuniarias.

Es urgente, entonces, que el Ministerio de Educación y el CEUB elaboren nuevas políticas de control de la educación postgraduada en el país. Porque, si no tenemos una estrategia para el desarrollo de escuelas de postgrado basadas principalmente en el entrenamiento serio y responsable del capital humano y social, así como para la ampliación del bienestar económico y social del pueblo, que satisfagan las expectativas y las aspiraciones del futuro de nuestro país, entonces, no podremos hablar de desarrollo socio–económico y sostenible en Bolivia en el futuro.

! Brasil como Ejemplo.

El año 1973, el entonces presidente Geisel del Brasil tuvo la visión de convertir a su país en una futura potencia científica, tecnológica y económica mundial y decidió invertir 100 millones de dolares distribuidos entre las 10 mejores universidades estatales de su país para la creación y funcionamiento de 10 Escuelas de Postgrado en Ingeniería, con el objetivo primario de formar investigadores y científicos de alto nivel (M.Sc. y Ph.D.) que luego se dediquen a generar C&T de ultima generación para lograr el desarrollo científico y tecnológico del Brasil. Como el Brasil en esos años contaba con muy pocos profesionales con nivel de (Ph.D.), las autoridades universitarias vieron necesario contratar a profesionales extranjeros para ejercitar la docencia en las escuelas de postgrado. Dentro de tal esquema, el autor de este artículo fue profesor de la Escuela de Postgrado en Ingeniería de la Universidad Federal de Minas Gerais en Belo Horizonte de Marzo 1974 a Diciembre 1976; este hecho nos hace sentir orgullosos de haber participado de tan importante plan de formación de científicos en Brasil.

Luego de 40 años de funcionamiento de las escuelas de postgrado en el Brasil, el resultado es sorprendente y ahora vemos que Brasil ha avanzado a pasos gigantescos en la creación endógena de C&T, por medio de planes vigorosos de I&D en sus universidades apoyados por los gobiernos de turno que tuvieron la gran misión de transformar la economía del país vecino en base a la conjunción de dos factores muy poderosos: (a) los profesionales investigadores de alto nivel (Ph.D.) que salen de sus universidades, y (b) el “output” de know-how científico y tecnológico que se genera en las universidades y que la industria brasilera aprovecha para crear bienes y servicios de alta tecnología.

! Necesidad de Fortalecimiento de los Programas de Postgrado en Bolivia.

Siguiendo el ejemplo del Brasil, es necesario que el Gobierno Boliviano invierta por lo menos 100 millones de dólares para el potenciamiento de las escuelas de postgrado de las nueve universidades que conforman el Sistema Boliviano de Universidades Estatales, con el encargo de formar anualmente 50 magisters y 20 doctores en áreas de Ciencias y Tecnología. Estos profesionales serán a futuro los responsables de la generar C&T para el desarrollo socioeconómico del país.

Mediante esta acción, el Gobierno Nacional concretizará el pensamiento del Presidente Morales que en ocasión de la inauguración del año escolar en la ciudad de CBB anunció públicamente que este año 2014 tomará las siguientes dos medidas: (a) repatriar de científicos bolivianos que trabajan en el extranjero y (b) otorgar becas a los mejores egresados de las universidades fiscales del país para que se especialicen en las mejores universidades del mundo y retornen a Bolivia (Diario Opinión, Enero 27, 2014).

En nuestra opinión, la primera medida es urgente para reforzar el capital científico de las escuelas de postgrado del país; pero la segunda medida no es el mejor camino para formar científicos nacionales; será mejor que los becarios del gobierno estudien en las escuelas de postgrado de las universidades bolivianas, potenciando así los programas de cuarto nivel del país. De esta manera el país contará con profesionales de alto nivel científico para impulsar la competitividad tecnológica de las empresas e industrias de Bolivia, liberándolas de su dependencia científica del exterior.

Por lo expuesto, es imprescindible crear condiciones para el fortalecimiento de cursos de postgrado y de los programas de investigación en las universidades y para esto cada universidad debe reasignar los fondos provenientes del IDH para que el 70% sea utilizado en los programas de postgrado, tal como proponemos a seguir.

! Propuesta de Distribución del I.D.H. en las Universidades Bolivianas.

El actual modelo de distribución de gastos de los fondos del IDH en las universidades bolivianas es el siguiente: (a) 50 % usado para infraestructura física (aulas, oficinas, medios visuales, etc.), manejado por los decanos de cada facultad, (b) 50% usado para infraestructura de laboratorios, manejado por los decanos de cada facultad.

Durante el Simposio sobre Doctorado en Energía de la UMSS, el autor del presente artículo presentó la siguiente propuesta [Escalera, 2009].

� (30 %) Financiamiento de infraestructura física (aulas, oficinas, medios visuales, etc.), manejado por los decanos de cada facultad.

� (30%) Financiamiento de equipos, accesorios de laboratorios, manejado por las escuelas de postgrado de cada facultad.

� (20%) Financiamiento de proyectos y estudios de I&D para atacar problemas básicos y estructurales regionales y darles soluciones a largo plazo, manejado por el C.I.T.

� (20%) Financiamiento de Tesis de Postgrado, manejado por la Escuela de Postgrado de la UMSS

El fortalecimiento económico de las escuelas de postgrado en las universidades bolivianas producirá beneficios no sólo a la región sino a todo el país, veamos algunos de ellos:

(a) Reforzará la capacidad creativa e innovadora de los científicos bolivianos para lograr mejoras sustanciales en el avance de la C&T con miras a establecer bases firmes para el desarrollo sostenible regional y nacional.

(b) Disminuirá la probabilidad de migración al exterior de científicos bolivianos, produciendo equipos multidisciplinarios de profesionales altamente calificados que promuevan la solución de los problemas tecnológicos de la región y del país.

(c) Mejorará la eficiencia y la productividad de los sectores de producción de servicios, dando oportunidad de adoptar nuevas alternativas y enfoques para la solución de problemas técnicos industriales.

Mundialmente, se expande cada vez más el criterio de que el crecimiento económico de un país no está solamente ligado a la utilización de sus recursos naturales, sino que lo está en forma más importante al uso racional de sus recursos humanos y tecnológicos fuertemente apoyados por el gobierno; esto ha sido demostrado ampliamente por el Brasil en el continente Sudamericano.

En el siguiente acápite hacemos un análisis completo de cómo el Gobierno Boliviano debe jugar un rol importante en la creación de C&T en nuestro país.

4. EL ROL DEL GOBIERNO EN LA PRODUCCION CIENTÍFICO-TECNOLÓGICA.

El rol que debe jugar el gobierno – sea regional como nacional – en la generación de conocimiento científico-tecnológico para solucionar los problemas socio-económicos del país, pasa necesariamente por el apoyo decidido que otorgue a los programas y proyectos de I&D de manera incondicional, tal como lo han hecho otros países. Por ejemplo, en Estados Unidos, en 1946 Vannevar Bush en su informe al Presidente Truman titulado: “Science, the Endless Frontier” escribió lo siguiente [Lagowski, 1995]:

El Gobierno, sea Nacional o Estatal, debería aceptar responsabilidades nuevas para promover el flujo de nuevos conocimientos científicos y tecnológicos así como el desarrollo de nuevos talentos científicos entre nuestra juventud. Estas responsabilidades deberían ser preocupación constante del Gobierno, debido a que afectan vitalmente nuestra salud, nuestros trabajos y nuestra seguridad nacional.

Bush tuvo la visión de que el financiamiento de las tareas I&D esté entrelazado con el entrenamiento de jóvenes científicos nacionales, para esto planteó establecer una Fundación Nacional para la Investigación (que después se llamó la National Science Foundation) en una especie de “contrato social” con las universidades que finalmente beneficiaría a los EE.UU. en términos de desarrollo científico y tecnológico, de seguridad nacional, productividad económica y mejoría de la calidad de vida de los habitantes del país. La historia demuestra que todo esto se cumplió.

En el caso de Bolivia, con la promulgación de la Ley de Ciencia y Tecnología en Junio del 2001 se dio un paso importante, porque se creó la Secretaría Nacional de Ciencia que depende de la Presidencia de la República y tendrá la misión de ser el ente operativo de las actividades investigativas y científicas del país. Adicionalmente se crearon el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y los Consejos Departamentales de Ciencia como órganos permanentes de asesoramiento. Actualmente estas instancias ya no funcionan, creándose en su lugar el Vice– Ministerio de Ciencia y Tecnología (VICyT) con la función de crear condiciones apropiadas para impulsar la C&T en todo el país por medio de financiamiento para proyectos de I&D concursables provenientes de las universidades públicas y privadas del país.

La Ley de Ciencia y Tecnología fue creada en un esquema de gobierno unitario del año 2001, la situación actual es distinta porque ahora Bolivia tiene un sistema de gobiernos autónomos regionales conforme a la Nueva Constitución Política del Estado, que fue promulgada el año 2009. Por lo tanto, el rol del Gobierno Nacional debe ser de apoyo constante y eficiente a los esfuerzos de los gobiernos autónomos para crear las condiciones óptimas de realización de I&D para crear C&T en beneficio de una región y del país.

! Creación del Ministerio de CyT

El actual, Vice-Ministerio de Ciencias y Tecnología (VICyT) ha sido calificado como “inerte” por el mismo Presidente Morales [Bolivianueva, 2013]. Esta situación deriva del hecho de que el VICyT depende del Ministerio de Educación, que no permite que tenga suficiente poder de decisión para establecer las políticas de C&T necesarias para lograr el desarrollo del país. Luego, nuestro consejo al presidente Morales es que la actual cartera de VICyT sea elevada al rango de Ministerio de C&T (MCyT) y esté dirigida por profesionales competentes y experimentados en Investigación Científica y Tecnológica – tal como ocurre en otros países como Brasil y Corea – sólo así se podrá puede lograr mucho en materia de creación de C&T para el desarrollo socioeconómico de Bolivia.

El futuro MCyT debe planificar la creación de instituciones con capacidad de crear y generar CyT con la siguiente visión: (a) el desarrollo de CyT debe reforzar la identidad nacional; (b) el desarrollo de CyT debe crear una tradición científica en el país, (c) el desarrollo de CyT debe entrenar recursos humanos de alta competencia profesional para el país para garantizar que la actividad de I&D apunte a ser factor de innovación tecnológica para la industria boliviana. Para esto el MCyT debe adoptar políticas serias de generación de ciencia y tecnología promoviendo la organización de modelos administrativos alejados de los intereses político-partidarios en las actividades de I&D y de generación y utilización de la CyT con los mejores profesionales que existen en el país.

Por lo tanto, sugerimos que, trabajando conjuntamente la gobernación y la universidad pública de cada departamento, el MCyT sea activo en la creación y funcionamiento de un centro de I&D en cada uno de los nueve departamentos de Bolivia – llamado Centro Regional de Innovación Tecnológica (CRIT) – con la responsabilidad de promover y administrar todos los esfuerzos departamentales de crear CyT para beneficio de la región y del país.

! El Rol del Gobierno Autónomo Regional. Creación del Centro Regional de Innovación Tecnológica.

Actualmente, cada departamento tiene un Gobierno Autónomo, por lo tanto Crear Ciencia y Tecnología es ahora una responsabilidad regional. Reconociendo este escenario autónomo, la Comisión de Estatutos Autonómicos de Cochabamba – de la que fuimos parte integrante durante los años 2010 al 2011 – postuló los siguientes artículos [Escalera, 2010].

Artículo 39. Con el fin de crear condiciones apropiadas para generar Ciencia y desarrollar Tecnología innovadora para la región, el Gobierno Autonómico Departamental fundará el Centro Regional de Innovación Tecnológica (CRIT) para que establezca un proceso continuo de generación de Ciencia y Tecnología, así como de entrenamiento. El CRIT tendrá como misión ser un Centro de Excelencia e Innovación, que produzca un proceso continuo de I&D y de entrenamiento profesional para la transformación socioeconómica y productiva industrial del país y tendrá como visión ser un núcleo científico de alto nivel para desarrollar procesos y productos derivados de los recursos naturales de la región y brindar apoyo técnico a la industria manufacturera nacional para convertir el aparato productivo de Bolivia en competitivo. El CRIT desarrollará su programa y estructura orgánica por Ley Departamental, y se regirá por Estatutos y Reglamentos propios.

Articulo 40. I. El Gobierno Departamental creará y gestionará el Fondo Departamental de Ciencia, Tecnología e Innovación FODECIT a fin de financiar actividades científicas, tecnológicas y de innovación. Para este efecto, garantizará el financiamiento suficiente para la realización de estudios y proyectos por alumnos de postgrado universitario, cuyos trabajos y estudios de investigación estén enfocados hacia el logro del desarrollo socioeconómico de Cochabamba. II. En la Ley Financial Departamental se establecerá un presupuesto equivalente al 3 % del producto Interno bruto (PIB) regional para el funcionamiento del FODECIT.

Artículo 41. Con el fin de crear condiciones apropiadas para que generar Ciencia y desarrollar Tecnología, el Centro Regional de Innovación Tecnológica: I. Firmará acuerdos con la Universidad Mayor de San Simon y otras privadas del departamento, con carácter temporal o permanente, para la realización de Proyectos de Investigación Aplicada y Desarrollo Tecnológico tendientes a la generación de Ciencia y Tecnología. Para este efecto, determinará y aprobará el presupuesto que sea necesario para que sirva de contraparte. II. Contratará suficientes recursos humanos especializados en Proyectos de Investigación Aplicada y Desarrollo Tecnológico a nivel de Ph.D. y construirá infraestructura suficiente, amplia y moderna para realizar investigación e innovación tecnológica. III. Compatibilizará la normativa nacional sectorial para su aplicación en el territorio departamental.

Función Primaria del C.R.I.T. El Centro organizará grupos científicos multidisciplinarios con el fin de realizar estudios básicos de los recursos naturales que posee Cochabamba. Para este efecto, el territorio de de CBBA será dividido en cuadrantes de un área de 3.700 km2, según los tres pisos ecológicos que posee: amazonía, valle y sierra; para esto se han identificado un total de 15 cuadrantes; 7 en la amazonía, 5 en los valles y 3 en la sierra.

Cada grupo científico multidisciplinario realizará los siguientes estudios en el cuadrante asignado:

� Recuperación de toda la información relevante a recursos naturales de todas las instituciones (v.g. universidades, ONG’s, Ex–Cordeco, municipios, etc.)

� Inventariación y mapeo de los recursos naturales, flora y fauna del área seleccionada, en estrecha cooperación de las actividades de I&D en las universidades regionales de convenio.

� Ensayos de laboratorio pertinentes en las universidades de convenio.

� Publicación de los estudios y su aplicación en agricultura, minería, hidrocarburos y medio ambiente para crear nuevas industrias.

La Figura 1 siguiente muestra un esquema diagramático de los cuadrantes para estudios básicos a ser realizados en la Región de Cochabamba [Escalera, 2010].

ciencia y tecnología en Bolivia - triplenlace.com

FIGURA 1. Cuadrantes de Estudio Básicos en la Región de Cochabamba [Escalera, 2010]

Esta propuesta para el departamento de Cochabamba recibió felicitaciones el año 2011 del entonces Ministro de Autonomías, Dr. Romero, como ejemplo para que otros departamentos del país procedan a incluirla en sus Estatutos Autonómicos. Lamentablemente, la Asamblea Autónoma Departamental de Cochabamba – fuertemente influenciada por el Gobierno Central por razones geopolíticas – decidió no incluir la propuesta anterior en la versión final del Estatuto Autonómico, aprobado el año 2013.

—————-

>> Continúa en la tercera parte>>

 —————–

Saúl Escalera, Ph. D. es Profesor Emérito UMSS y miembro de la New York Academy of Sciences y de la Asociación de Inventores de Bolivia

Una respuesta para "Cómo generar ciencia y tecnología en Bolivia – Una visión de compromiso social (2 de 4)"

  1. Sanddy Guzman   16 - Marzo - 2014 at 15:26

    plenamente de acuerdo con su opinion, Cabe señalar que tambien falta un modelo y plan de educacion para bolivia.

    Responder

Leave a Reply

Your email address will not be published.