Cómo generar ciencia y tecnología en Bolivia — Una visión de compromiso social (3 de 4)

Un obrero extrae sal del salar de Uyuni en Bolivia, donde el gobierno ha decidido invertir millones de dólares para producir carbonato de litio e industrializar el mineral con asistencia transnacional.

<< Viene de la segunda parte <<

Saúl J. Escalera, Ph.D. >

5. ASOCIACIONES ESTRATEGICAS UNIVERSIDAD/GOBIERNO Y UNIVERSIDAD/EMPRESA.

Esta Sección aborda un asunto de gran importancia para la generación de C&T en nuestro país, se trata de la asociación estratégica que debe existir entre la Universidad, el Gobierno y la Empresa Privada. Consideramos que en términos generales, un acuerdo cooperativo entre dichos actores puede lograrse fácilmente en Bolivia, pero su verdadera contribución será eficiente si a través de ese acuerdo se forma una institución que pueda coordinar con credibilidad esta asociación en función del tiempo.

! Interacción Universidad y Gobierno.

El interés del Gobierno – sea nacional, prefectural, municipal o comunal – en la investigación científica y tecnológica dentro la universidad radica en aprovechar la infraestructura de las universidades (recursos humanos, laboratorios e instrumentación, sistemas de información, edificios e acuerdos interinstitucionales con universidades del exterior) que debe ser considerada como un recurso nacional importante para resolver los diversos problemas socio-económicos que tiene el país.

En consecuencia, se plantea que la interacción de la universidad con el gobierno – sea nacional, prefectural, municipal o comunal – debe cerrar un ciclo, donde la universidad le informa al gobierno sobre el avance de la ciencia y la tecnología en diversos campos de interés nacional; en retorno el gobierno le hace conocer sus requerimientos de estudios en diferentes campos de acción social y le da a la universidad los dineros y el financiamiento necesarios para desarrollar esos estudios. La Figura 2 siguiente muestra un esquema diagramático de cómo el gobierno autónomo regional y la universidad deben interactuar para generar C&T de utilidad a la región [Escalera, 2002].

ciencia tecnologia bolivia - triplenlace.com

FIGURA 2. Modelo de Interacción Universidad—Gobierno Regional para Generar C&T [Escalera, 2002].

Si la estructura académica de las universidades es un recurso válido nacional, entonces el costo de mejorar las condiciones de infraestructura para realizar investigación llega a ser obligación continua del Gobierno Nacional, siempre que las universidades respondan al reto de la integración y de la ejecución de programas de I&D que produzcan resultados tangibles en la erradicación de la pobreza en el país. Este financiamiento debería provenir de los miles de millones de dólares que el TGN boliviano obtiene de la exportación del gas natural. Para esto proponemos que Gobierno Nacional debe formar una Agencia Boliviana de Inversiones en Ciencia y Tecnología (BOLCIENCIAS) con el único propósito de otorgar financiamiento a los programas y proyectos de C&T de las escuelas de postgrado de las universidades bolivianas. En Colombia esta función la cumple muy bien COLCIENCIAS, que desde el año 1995 utiliza más de $US 20 millones anuales para financiar proyectos de tesis de grado en todos los niveles académicos, pero ligados a temas de interés nacional [Hoyos & Posada, 1996].

También será importante que en Bolivia se promulgue una Ley de Ciencia y Tecnología para la creación de tres premios anuales a los investigadores bolivianos que se distingan por sus trabajos. Sugerimos el “Premio Nacional de Ciencias”, el “Premio Nacional de Tecnología e Innovación” y el de “Periodismo Científico. De esta manera, los investigadores y científicos bolivianos tendrán la oportunidad de ver su esfuerzo reconocido en alguna forma si es que pueden acceder a dichos premios, incentivos que serán importantes para que ellos demuestren su real capacidad de hacer Ciencia y Tecnología.

! Interacción Universidad y Empresa Privada.

El interés de las empresas privadas en Bolivia en apoyar la generación de C&T en las universidades es aprovechar la infraestructura de I&D de las universidades (recursos humanos, laboratorios e instrumentación, sistemas de información, edificios e acuerdos interinstitucionales con universidades del exterior) para ponerse al servicio de las industrias frente al desafío de competitividad en que actualmente se encuentran

En efecto, el desafío que ahora tiene Bolivia al haber ingresado al MERCOSUR, un tratado que ha establecido la sociedad de libre comercio más grande de Sudamérica (población de 220 millones). Bajo este tratado, la presión sobre las industrias nacionales para que sean más modernas y eficientes se ha incrementado considerablemente, forzándolas a mejorar sus cuadros profesionales locales que les permita producir productos de calidad a bajo costo como la única forma de sobrevivir en un mercado altamente competitivo en Sudamérica. Esta situación no es sólo en Sudamérica, sino que es una tendencia mundial.

En muchos países en desarrollo, las industrias locales y regionales han jugado un papel importante en el financiamiento de proyectos de grado. Así, en México, Chile y Brasil es común que los proyectos de grado estén ligados íntimamente a los problemas industriales locales y regionales. Por ejemplo en el Brasil, todo profesor universitario tiene excelentes relaciones con la industria de su especialidad, alentado por la misma política universitaria de estrecha cooperación con la industria regional, y continuamente propone temas de proyecto de grado que resultan de beneficio para el avance tecnológico de la misma región [Escalera, 2002].

Dentro este esquema se plantea que la interacción de la universidad con la empresa o industria privadas debe cerrar un ciclo, donde la universidad además de otorgar servicios, estudios básicos y proyectos de desarrollo, le informa a la empresa sobre el avance de la ciencia y la tecnología en diversos campos de interés industrial o empresarial, es decir que la universidad proporcionaría el “know-how” para resolver problemas específicos de la industria. En retorno la universidad recibe del empresariado los dineros y el financiamiento necesarios para desarrollar estudios de interés y colateralmente las tesis de grado, donde la industria se compromete a financiar el proyecto hasta su conclusión con la condición de que la propiedad intelectual de la proyecto de grado sea compartida entre ella y la universidad [Escalera, 2002].

La Figura 3 siguiente muestra un esquema diagramático de cómo la empresa o industria regional y la universidad deben interactuar para generar C&T de utilidad a la región [Escalera, 2002].

ciencia y tecnología en Bolivia 3 - triplenlace.com

FIGURA 3. Modelo de Interacción Universidad—Empresa (Industria) para generar C&T [Escalera, 2002]

La interacción entre la Empresa o Industria con la Universidad en cada departamento autónomo también puede convertirse en el eje promotor del desarrollo de nuevas industrias regionales. En Tailandia, por ejemplo, La Universidad de Chulalongkorn ha creado un organismo llamado “Chula Unisearch” para promover nexos entre la universidad local y la empresa privada. En Indonesia, la creación de las “incubadoras de empresas” que proveen un espacio de trabajo físico para estudiantes universitarios, con muchas facilidades y acceso a los servicios técnicos ha llegado a cristalizarse como una estrategia sólida de innovación tecnológica [Thulstrup, 2000].

! Empresas Estatales y Generación de C&T.

En los países desarrollados, como los de Norteamérica (Canadá y U.S.A.), Europa (Alemania, Holanda, Francia, Inglaterra) y Asia (Corea y Japón), cuando la industria – sea estatal o privada – necesita solucionar problemas tecnológicos que requieren I&D o quieren desarrollar y patentar nuevos procesos y productos de su propiedad, es muy común que formen su propia División de I&D con inversiones millonarias para contratar científicos y expertos en campos específicos, además de construir infraestructura de laboratorios de última generación para crear C&T de punta. Como ejemplo citamos la experiencia personal del autor de este ensayo que obtuvo trabajando como Investigador Senior por 5 años en la Sherex Chemical Co. – subsidiaria de la Ashland Oil Co. de Ohio, USA – donde en base a sus investigaciones científicas obtuvo la US PATENT No. 4.325.821 en Abril 20, 1982, para un nuevo y eficiente reactivo químico para la flotación de KCl, y la US PATENT No. 4.337.149 en Junio 29, 1982, para un proceso innovador de producción de fosforitas para fertilizantes [Escalera, 1982]. Esta rica experiencia nos permite aseverar que no existe mayor premio para un profesional de alto nivel que el haber contribuido a la creación de ciencia y tecnología para la empresa donde trabaja, colocándola al frente de la competencia en el rubro de su actividad industrial.

En el caso de YPFB – la empresa estatal más importante que tiene Bolivia – cuando el autor de este ensayo fue Gerente Nacional de Industrialización de YPFB con sede en Cochabamba, propuso a los ejecutivos de YPFB la creación de un Centro de I+D e Innovación con el fin de desarrollar nuevos productos y procesos patentables que permitan a YPFB ser altamente competitiva entre las empresas de hidrocarburos de Sudamérica y el mundo. Para este efecto, se elaboró el documento titulado: “Estudio de Factibilidad para el Diseño y Organización del Centro de Innovación Tecnológica en Hidrocarburos – CITH para YPFB”. Los autores fueron Dr. Ing. Saul J. Escalera, Ing. Lineth Muñoz e Ing. Willy Salinas.

El análisis de localización del CITH demostró que la ciudad de Cochabamba ofrecía las mejores condiciones en términos de recursos humanos de alto nivel científico disponibles. En efecto, en las universidades de Cochabamba existen 50 Ph.D´s y más de 100 magisters en Ingeniería química, industrial, gas y petróleo; este hecho garantizaba la disponibilidad de capacidad científica para realizar estudios y proyectos de I&D innovadores y patentables. El documento final fue concluido en Diciembre del 2006 y enviado a la presidencia de YPFB de La Paz en Enero 2007; pero hasta la fecha no ha sido aprobado para su implementación.

De haberse procedido a la creación del CITH hace 6 años, actualmente YPFB tendría decenas de científicos e investigadores creando tecnologías innovadoras y patentables que generen buenos ingresos económicos que coloquen a YPFB en una situación de alta competitividad en el concierto sudamericano y mundial. En Colombia esta función la cumple muy bien ECOPETROL, que tiene el Instituto de I&D en el municipio de Piedecuesta, donde por los productos y procesos patentados el año 2012 ganó US$ 450 millones [Hidrocarburosbolivia, 2013]. En este escenario, ECOPETROL de Colombia está dando un verdadero ejemplo a la petrolera estatal boliviana YPFB sobre cómo ser autosuficiente en ciencia y tecnología industrial.

Sostenemos que el proyecto CITH es aún totalmente factible y debe ser encarado decididamente por las autoridades de YPFB para su implementación inmediata con el fin de funcionar competitivamente en el mundo industrial hidrocarburífero; con el apoyo del CITH la empresa YPFB desarrollará tecnología propia de nuevos productos y procesos patentables, que le permitirá ingresar firmemente a las ligas mayores de las grandes corporaciones de gas y petróleo.

6. COMPROMISO UNIVERSIDAD/GOBIERNO/EMPRESA — UN ABORDAJE COOPERATIVO PARA EL DESARROLLO DE C&T EN BOLIVIA.

Esta Sección aborda un asunto de gran importancia para la generación de C&T en nuestro país, se trata de la relación que debe existir entre la Universidad, el Gobierno — nacional o regional — y la Empresa Privada. Consideramos que en términos generales, un acuerdo cooperativo entre dichos actores puede lograrse fácilmente en Bolivia, pero su verdadera contribución será eficiente si a través de ese acuerdo se forma una organización o institución que pueda funcionar con credibilidad en función del tiempo.

Debemos prepararnos para enfrentar a los desafíos del desarrollo socio-económico que nuestro país necesita, y la forma más expedita de hacerlo será estableciendo compromisos tripartitos Universidad–Gobierno–Empresa Privada, que deberán servir de apoyo en la generación de C&T para el bien nacional, en términos de encontrar formas de disminuir los niveles de pobreza e incrementar los niveles de salud, educación y oportunidades de trabajo, en un nuevo escenario donde los científicos e ingenieros puedan lograr la misma satisfacción que podrían obtener cuando realizan trabajos de investigación fundamental.

Hay muchos ejemplos sobre cómo en otros lugares del mundo se han creado este tipo de instituciones. En los Estados Unidos, un abordaje muy común ha sido la creación de organizaciones independientes, sin afán de lucro, para integrar institucionalmente a las agencias de gobierno, la industria privada y las universidades, bajo políticas de incentivos económicos para los participantes. Estas organizaciones tienen directorios con participación de las tres partes involucradas.

En la Figura 4 siguiente se muestra un esquema de modelo de interacción estratégica entre la Universidad, el Gobierno y la Empresa para generar C&T [Escalera, 1997].

ciencia y tecnología en Bolivia 4 - triplenlace.com

FIGURA 4. Modelo Interacción Estratégica entre Universidad, Gobierno y Empresa (Industria) para generar C&T [Escalera 1997].

La ciencia y la tecnología pueden darnos las herramientas tecnológicas para resolver los problemas actuales de la pobreza y el subdesarrollo en el país por medio de las siguientes acciones: (a) estableciendo esfuerzos conjuntos entre los científicos e ingenieros de la universidad, la industria privada y el gobierno de nuestro país, para formar fuerzas de ataque por medio de la aplicación de la ciencia y la tecnología para resolver problemas de nuestro desarrollo sostenible y (b) un compromiso serio de todos, reconociendo que es nuestra responsabilidad global el hacer de este país un mejor lugar donde vivir.

—————-

>> Continúa en la cuarta parte >>

—————–

Saúl Escalera, Ph. D. es Profesor Emérito UMSS y miembro de la New York Academy of Sciences y de la Asociación de Inventores de Bolivia

Leave a Reply

Your email address will not be published.