Orinarse en la piscina produce cloruro de cianógeno y tricloramina

Científicos chinos y estadounidenses han comprobado que cuando se orina en una piscina, los compuestos que tiene este fluido orgánico pueden reaccionar con el Cl2 del agua la orina y el cloro y dar lugar a cloruro de cianógeno (CNCl) y tricloramina o tricloruro de nitrógeno (NCl3), compuestos químicos volátiles que a partir de ciertas concentraciones son tóxicos.

Esto lo han podido comprobar por espectrometría de masas en muestras de varias piscinas, tanto abiertas como cubiertas, de Pekín. Además, en el laboratorio mezclaron lejía con compuestos que contiene la orina y el sudor humanos (urea, algunos aminoácidos, creatinina, ácido úrico) y  efectivamente detectaron la formación de CNCl y NCl3.

Los resultados de estos experimentos los ha publicado Environmental Science & Technology.

Leave a Reply

Your email address will not be published.