“Química insólita”: un curso de la UNED para proporcionar recursos a docentes de ciencias

lluvia de oroUn experimento vale más que mil teorías y permite que los conceptos queden aprehendidos por lxs estudiantes de forma más efectiva y duradera. Así, ningún/a alumnx olvidará qué efectos tiene la temperatura en la solubilidad si goza alguna vez del espectáculo de la lluvia de oro.

Por otro lado, Internet está plagada de páginas que muestran experimentos sorprendentes que a todo el mundo arrancan un ¡oh!… Pero pocos explican las bases químicas de esos experimentos (¿será porque no las conocen?).

serpiente del faraónPor esa razón, en el depatamento de Ciencias y Técnicas Fisicoquímicas de la UNED hemos creado el Curso de Formación Permanente del Profesorado Química Insólita, en el que proponemos a lxs docentes la realización de decenas de experimentos de laboratorio de todo tipo y justificamos su fundamentación teórica para ayudar a transmitirla a lxs alumnoxs.  Estos experimentos los estamos recopilando durante el mes de noviembre de 2018 en nuestra web Química Insólita; las explicaciones figurarán en nuestro curso, que se inicia a primeros de diciembre. (Aunque el curso está pensado para profesores, cualquier persona interesada en la química experimental puede realizarlo).

curso UNED


 

En elpolymerization-nitro-aniline curso presentamos, distribuidas en 10 temas,  un mínimo de 120 reacciones químicas que se pueden considerar raras, inusuales, sorprendentes… En una palabra, insólitas. Reacciones que parecen, muchas de ellas, realizadas por un mago. La intención, obviamente, es despertar el interés de nuestrxs alumnxs y facilitarles el aprendizaje de conceptos como el equilibrio químico, el principio de Le Châtelier, las reacciones de oxidación-reducción, los equilibrios ácido-base, la reactividad química en general, los equilibrios de solubilidad, la electroquímica, la termodinámica química, la cinética…

Hemos incluido muchas reacciones que parecen desafiar las ideas que tenemos de lo que es “normal”; así, mostramos como iniciar un fuego con agua (por ejemplo, mezclando yodo y aluminio bien pulverizados y añadir unas gotas de agua) o incluso con hielo; o, por el contrario, cómo hacer fuegos que no se apaguen con agua (el de las grasas de menos densidad que el agua, por ejemplo); o explicamos por qué ciertas reacciones producen un volumen de productos que no se comprende “de dónde salen”.

jardín quimico animado

Se pueden crear bellos “jardines químicos” añadiendo sales habituales en los laboratorios a disoluciones de silicato sódico. El mecanismo se basa en dos tipos de convección: forzada (debido a ósmosis) y libre (por flotabilidad). Es posible simular un volcán con arena y dicromato de amonio, generar grandes volúmenes de materia aparentemente de la “nada “(serpientes del faraón, amalgama de mercurio y aluminio, columnas humeantes de carbón a partir de azúcar y ácido sulfúrico…). Con acetato sódico se pueden crear rápidamente estalagmitas y al mismo tiempo bolsas térmicas que generen calor en casos de emergencia…

Sustancias aparentemente inocuas como las partículas diminutas de harina que se acumulan en los silos pueden provocar explosiones completamente destructivas por la rapidísima oxidación de dichas partículas orgánicas debido a su gran superficie específica; es lo que se denomina una “explosión de polvo”, que también son un riesgo den las minas de carbón.

briggs-rauscher

También mostramos reacciones de mecanismos complicados, para que lxs alumnxs entiendan que la química no es una ciencia fácil. Están, por ejemplo, las reacciones oscilantes, como la de Beloúsov-Zhabotinsky o la de Briggs-Rauscher, en las que algunos reactivos se convierten en productos y viceversa periódicamente.

colores leche

Muchas reacciones pueden realizarse con materiales fácilmente asequibles e inocuos, como la fabricación de “plástico” con leche. A la leche también se le pueden dar unas artísticas irisaciones con detergente y colorantes, siendo un magnifico caso para explicar las emulsiones, las micelas y la tensión superficial. Con estos dos últimos y agua oxigenada al 30% se puede generan una espuma aparentemente sin fin que se proyecta hacia arriba desde la probeta: es la “pasta de diente para elefantes”… Y si necesitamos calentar agua para estos experimentos y no disponemos de vaso, ¿por qué no hacerlo en un vaso de papel? Se puede conseguir que el agua hierva sin que el papel se queme gracias a la diferencia entre la capacidad calorífica de estos compuestos, la diferencia entre la temperatura de ignición del papel y de ebullición del agua y la rápida convección del calor.


quimica insolita uned