El radio o la vida: Marie Curie

Silvia Morcillo Pérez >> Para entregar toda tu constitución biológica en beneficio de la ciencia, no basta con ser atrevido, no es suficiente intentarlo, no depende tan solo de poseer un intelecto prodigioso; hay que nacer con el espíritu de lucha, entrega y pasión científica de Marie Curie.

Ytterby: la aldea sueca donde nacieron los lantánidos

Muchos elementos químicos deben su nombre a lugares geográficos. Sus descubridores quisieron inmortalizar así a su terruño o a su país en la tabla periódica. Ahí están el francio, el germanio, el polonio, el americio, el europio, el californio… Pero seguro que a ningún lugar en el mundo le cabe tanto honor como el de […]