Tóxicos en las prendas de vestir

toxicos prendas vestir triplenlace.com

Sonia Blanco Rodríguez >

La ropa siempre contiene productos químicos. Recientemente se han realizado estudios sobre las principales marcas en el mundo y se han detectado en algunas de ellas sustancias tóxicas, es decir, peligrosas para nuestra salud.

En la presentación del informe realizado por Greenpeace sobre el rastro de productos químicos tóxicos, titulado “Dirty Laundry 2”, se han detectado precisamente dichos productos.

Precisamente, las sustancias utilizadas para crear, lavar y comercializar posteriormente sus productos, al exponerse al medio, producen reacciones químicas de las que resultan nuevas sustancias que pueden provocar cánceres o problemas hormonales.

Todo esto también lo vemos reflejado en el aumento de visitas al dermatólogo que se realizan en Europa y Estados Unidos por dermatitis de contacto, es decir, una inflamación de la piel causada precisamente por el contacto directo con una sustancia irritante. Además, y de acuerdo con la Organización Mundial de la Alergia, se ha llegado a considerar una epidemia, ya que el calentamiento global y la contaminación son patrones de la severidad de los síntomas alérgicos, ya sea por contacto aéreo o directo.

Tras el estudio realizado por Greenpeace, la Agencia Sueca de Productos Químicos se puso en marcha también para realizar un estudio más profundo sobre el tema.

El informe realizado trató sobre diversas marcas, de las cuales sólo superó esa prueba GAP, una multinacional americana.

imageFuente: Dirty Laundry 2

Muchas veces, las principales cadenas de ropa intentan vendernos todo a costa, en repetidas veces, de nuestra salud. Precisamente, el marketing actual subliminal, la sociedad que impone modelos contribuyen a la contaminación tóxica en todo el mundo con la sustancias que se utilizan en las prendas tanto al fabricarlas como al lavarlas, de acuerdo con el responsable de Greenpeace en Asia Oriental.

imageFuente: Dirty Laundry 2

Esto se está convirtiendo en un problema global, ya que se está contaminando las aguas del planeta y, todo ello, nos repercute en los alimentos que también estamos ingiriendo.

Conocemos, no obstante, la principal sustancia utilizada: todas las marcas analizadas tenían varios artículos que contenían NPE (Etoxilatos de nonilfenol), cuyos componentes actúan como interruptor endocrino que altera los procesos fisiológicos controlados por hormonas.

Entre las marcas encontramos a Zara, Levi’s, C&A, Mango, Calvin Klein, Marks & Spencer… El único país que, con sus dos muestras, no ha demostrado test positivos ha sido Suecia, tal y como podemos apreciar en la siguiente lista:

 imageFuente: Dirty Laundry 2

En una campaña del grupo WWF se demostró que, incluso estando el NPE en niveles bajos, la toxina era una gran amenaza tanto para el medio que nos rodea como para nosotros mismos. Por ello, no es de extrañar, que en Europa actualmente se estén realizando controles de calidad, ya que el NPE está totalmente restringido de utilizarse en la eurozona.

Se ha llegado a demostrar que hay una mayor incidencia en problemas hormonales, y se cree que es debido el NPE y el no respeto por la responsabilidad social que las empresas del sector textil deben mantener.

La exposición a productos químicos tóxicos a través del uso de productos para el hogar, en nuestra vida cotidiana, son causa principal.

La mayoría de las marcas internacionales, cuya ropa está contaminada con estas toxinas, han negado el uso de estos productos, a pesar de demostrarse con el estudio que no era así, ya que siguen manifestando que en China, por ejemplo, sólo realizarían corte y confección.

Como lucha contra estas prácticas, H&M, M&S, Nike y Puma se han comprometido dejar de vertir estas sustancias, teniendo como límite el año 2020. Zara, en su caso, no ha mostrado interés en dejar de suministrarlo a través de sus prendas y no quiere practicar la medida del “vertido cero”.

Yifang Li, el responsable de Greenpeace en Asia, cree que debemos seguir luchando contra la industria textile de forma tajante, ya que, tal como cita textualmente, “sigue

 

utilizando nuestros cursos de agua como si fueran sus alcantarillas privadas […]nuestra ropa no necesita ser fabricada con químicos peligrosos”.

Los análisis también han demostrado que existe una presencia muy alta de ftalatos tóxicos y trazas de una amina cancerígena proveniente de colorantes en dos productos de Zara. A pesar de ser la primera marca mundial de ropa, no ha tomado iniciativa en adoptar medidas.

La agencia sueca demostró que alrededor de 3 kilogramos de productos químicos por cada kilo de ropa son utilizados. Muchos de ellos, aunque sirven para prevenir moho, son causa de alergias. Además, no han sido todos debidamente evaluados, desde el punto de vista de la salud.

Esta agencia identificó 2400 sustancias, de las cuales el 10%, aproximadamente, podría ser un peligro. También fueron encontrados tintes alérgicos en la ropa no permitidos por los reglamentos de la UE.

De acuerdo con Martha Sedvallson, Presidenta de la Asociación Sueca Asma y Alergia, hay demasiados productos químicos peligrosos que aún están permitidos y de los que conocemos muy poco de sus efectos secundarios y/o a largo plazo.

En conclusión, no debemos olvidar luchar contra las grandes industrias para que dejen de hacer daño y erradiquen su uso mediante la práctica denominada “vertido cero”.


Bibliografía

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.