La química de Breaking Bad – 2: El verdadero poder explosivo del fulminato de mercurio

El fulminato de mercurio (II), también llamado fulminante de mercurio o mercurio fulminado, es una sustancia de fórmula Hg(CNO)2, es decir, está formada por un catión Hg(II) y dos aniones fulminato: [ONC], a no confundir con sus isómeros el cianato y el isocianato, cuyos grupos funcionales son –O–C≡N y –N=C=O respectivamente. Una forma un poco más desarrollada del fulminato es ONC-Hg-CNO.

Se trata de un compuesto muy inestable, por lo que puede explotar bajo ciertas condiciones, aunque al hacerlo no produce mucho calor. Se le cataloga como explosivo primario, es decir, que es muy sensible a ciertos estímulos (impacto,  fricción, calor, electricidad estática, reacción electromagnética…). Por eso suele utilizarse como explosivo de iniciación (detonador o disparador de explosivos secundarios; por ejemplo, antes se empleaba mucho en las cápsulas fulminantes de los cartuchos). Una sustancia análoga es el fulminato de plata, aún más inestable, tanto que no se puede almacenar en grandes cantidades porque detona bajo su propio peso.

Cuando se descompone térmicamente, el fulminato de mercurio puede hacerlo a temperaturas relativamente bajas (unos 100 ºC). Se han propuesto varios reacciones de descomposición de este producto:

4 Hg(CNO)2 → 2 CO2 + N2 + HgO + 3 Hg(OCN)CN
Hg(CNO)2 → 2 CO + N2 + Hg
Hg(CNO)2 → :Hg(OCN)2 (cianato, isocianato o una mezcla de ambos)
2 Hg(CNO)2 → 2 CO2 + N2 + Hg + Hg(CN)2

El fulminato de mercurio se prepara haciendo reaccionar mercurio con ácido nítrico en presencia de etanol, pudiendo formar cristales de color azul celeste.

breaking_bad_3

En el cine

El uso de este compuesto como supuesto explosivo es relativamente común en la cultura popular. En Breaking Bad el profesor de Química protagonista, Walter White.  lo utiliza para volar las ventanas de una habitación e impresionar así y arredrar a un desquiciado narcotraficante (Tuco Salamanca) al que inicialmente el químico hace creer que el fulminato es metanfetamina. Pero ya se había empleado en las series MacGyver, Law & OrderBurn Notice, Mister Roberts, Code Geass y en la película Chacal (El día del chacal) (1973), en la que el terrorista quiere asesinar con explosivos de fulminato al general De Gaulle.

En Breaking Bad, el químico arroja un grueso cristal de fulminato contra el suelo o una pared y provoca una explosión suficiente para romper las ventanas y causar otros daños pero sin herir a las personas que se encuentran en la habitación. ¿Es esto verosímil? El programa de televisión de MythBuster comprobó que no. Es decir, el fulminato sí puede explosionar al ser arrojado, pero para causar esos destrozos se tiene que disponer de cantidades más grandes que el cristal que Walt lanza en el despacho de Tuco.

Para probar el fulminato, los de MythBuster primero introducen 5 gramos en el interior de una calabaza y lo hacen detonar eléctricamente. Lógicamente, la calabaza salta hecha pedazos, pero eso no es demasiado para un explosivo.

Después intentan hacer un simulacro más real. Construyen una réplica de la oficina de Tuco, con sus ventanas, escritorio, maniquíes en las posiciones en las que están los actores en la película y un brazo robótico que hace las funciones de Walt arrojando 50 gramos de fulminato de mercurio a una velocidad de unos 100 km/h, es decir, las mismas condiciones que en la ficción. ¿Qué pasa? Nada; no explota. Después aumentan la velocidad y tampoco. Finalmente emplean 250 gramos y todo el habitáculo se viene abajo. El problema es que “mueren” bajo los escombros todos los que se hallan dentro, y, claro, eso no es lo que ocurre en la película…


La química de Breaking Bad:

0: Introducción
1: ¿Puede el ácido fluorhídrico disolver un cadáver?
2: El verdadero poder explosivo del fulminato de mercurio
3: Pila de mercurio
4: Fuegos de colores
5: Cocinando cristal
6: Composición del cuerpo humano
7: Ricina