La química de Breaking Bad – 5: Cocinando cristal

En un artículo de Triplenlace hemos explicado cómo los personajes de la serie televisiva Breaking Bad fabrican (“cocinan”) metanfetamina (“cristal”), según ellos mismos lo describen. Una discusión en profundidad sobre diferentes rutas de síntesis de esta droga puede encontrarse aquí (y en muchas otras páginas de Internet). Ni que decir tiene, por si alguien sufre  la tentación de ponerse a “cocinar” metanfetamina, le recomendaríamos que piense que la química y la vida son muy bellas y que la química hace y puede hacer infinidad de cosas para hacer la vida aún más feliz. Dicho lo cual, haremos unos comentarios adicionales sobre la síntesis de la metilanfetamina.

No es un compuesto químico reciente. La N-metil-1-fenilpropán-2-amina, que es su nombre oficial, fue sintetizada por el químico japonés Nagai Nagayoshi en 1893 a partir de la efedrina cuando estudiaba las propiedades de este alcaloide, usado como fármaco desde antiguo.

Un isómero de la efedrina (más exactamente, un diasteroisómero) es la pseudoefedrina , también alcaloide natural y fármaco, que se emplea como descongestivo nasal. Al principio, los protagonistas de Breaking Bad sintetizan su metanfetamina a partir de grandes cantidades de pastillas de psudoefedrina que hacen comprar en la farmacia a “enanos” a su servicio.  Después se dan cuenta de que este método no les permitirá producir grandes cantidades, por lo que el el profesor de química Walter White recurre a la síntesis a partir de metilamina; esta ruta sintética le permite obtener una droga muy pura, cristalina y de color azulado.

image.png

Hay que tener en cuenta que la metanfetamina es una molécula que se puede presentar en dos formas o isómeros. Concretamente, se trata de isómeros ópticos por su diferente comportamiento frente a la rotación del plano de la luz polarizada. De los dos, el que ejerce una acción psicoestimulante más acusada es el isómero dextrógiro (es decir, el que desvía el plano de polarización hacia la derecha), llamado D-metanfetamina o más técnicamente S-metanfetamina. El otro, la L-metanfetamina (o R-metanfetamina), tiene menores efectos psicodinámicos (y por eso es el que se utiliza como principio activo en las formulaciones de algunos inhaladores para descongestión nasal).

En la síntesis con fines delictivos realizada en Breaking Bad se sigue el procedimiento regioselectivo adecuado para obtener D-metanfetamina y no su isómero L. Esta circunstancia se menciona más de una vez, y particularmente cuando el profesor White pregunta a un secuaz del narcotraficante Gus Fring que cree ser capaz de sintetizar la droga si sabe algo acerca de isomería óptica, quiralidad, regioselectividad, etc… Por no saber nada de eso, el secuaz encuentra un castigo atroz, aunque no creemos que los creadores de la serie quieran dar a entender que la misma pena les espera a los estudiantes que ignoren estos conceptos.

Bromas aparte, y antes de continuar. diremos que los drogadictos que consumen  metanfetamina lo hacen porque este fármaco es un potente estimulante del sistema nervioso central que afecta a mecanismos neuroquímicos tan variados como los que regulan el ritmo cardiaco, la presión sanguínea, el apetito, la atención, los estados de humor y emocional, las respuestas asociadas con la alerta mental… La droga penetra más fácilmente en el cerebro que otros estimulantes gracias a su liposolubilidad, propiedad que le otorga, además, una mayor estabilidad frente a la degradación por monoamino-oxidasa. Pero, como casi todo en la naturaleza, lo “excesivamente bueno” tiene su contrapartida, como muestran estas gráficas imágenes:

Efectivamente, según proclaman las autoridades de la lucha antidroga, la mentanfetamina acaba dañando nervios y tejido cerebral de forma análoga a como lo hace la enfermedad de Alzheimer y produce la llamada boca de metanfetamina, caracterizada por podredumbre y caída de dientes. Hay que tener en cuenta que aunque en la serie el profesor de química se precia de obtener una metanfetamina azul de más de un 99% de pureza, en el mundo real el producto no suele alcanzar el 75%, por lo que los drogadictos, además de la droga, se tragan disolventes, reactivos en exceso y productos secundarios muy tóxicos.

image.png

La síntesis

En el argot de los laboratorios clandestinos de metanfemina se suele hablar de los procesos rojo, blanco y azul como etapas parciales de la hidrogenación (reducción) del grupo hidroxilo de la pseudoefedrina o de la efedrina. La palabra “rojo” se refiere al uso de fósforo; el “blanco” es la pseudoefedrina; el “azul”, el yodo que se emplea para producir el ácido yodhídrico necesario.

image.png

Los que han visto las serie habrán comprobado que durante todo el proceso de síntesis los “cocineros” emplean máscaras respiradoras. Desde luego, no lo hacen por capricho, sino para protegerse de los gases tóxicos que se generan o se pueden generar. Hay que tener en cuenta que en un laboratorio de metanfetamina se puede respirar o estar en contacto con cloroformo, éter, acetona, amoniaco, ácido clorhídrico, metilamina, yodo, ácido yodhídrico, litio, sodio, mercurio, hidrógeno, fosfina

Una prueba de que el proceso puede ser mortal si se comete algún error la ofrece el primer episodio de la serie. En él vemos cómo el profesor White, amenazado por unos narcotraficantes dentro de la caravana donde tienen montado el laboratorio, para librase de ellos genera el gas tóxrico fosfina (PH3) vertiendo fósforo sobre un líquido. Cuando vimos este episodio no apreciamos muy bien de qué líquido se trataba, pero lo lógico es que fuera una disolución de hidróxido de sodio, que produciría, además de la fosfina, fosfinato sódico y fosfito sódico como subproductos. (También podría tratarse de un ácido, que en teoría produciría fosfinaácido fosfórico mediante una reacción de desproporción.)

Cuando deciden que la vía de la pseudoefedrina no es la adecuada optan por la metilamina como producto de partida. Para hacerse con ella montan una operación a gran escala que tiene que ver con un transporte en tren… Pero no lo contaremos para no arruinar la serie a quien no la haya visto.


image_thumb.png

La metanfetamina y la moda de lo azul

La serie se rodó en Albuquerque, ciudad norteamericana de gran influencia hispana y la más importante del estado norteamericano de Nuevo México. Allí la química se ha hecho popular e incluso está siendo usada como reclamo turístico. Algunas confiterías elaboraban metanfetamina azul… de caramelo, producto alimenticio que, al parecer, se utiliza en la serie como atrezo para figurar la droga.

image_thumb.png

En otro lugar venden unos donuts llamados Blue Sky, de vainilla y cubiertos de cristalitos azules de caramelo. Hasta se han creado dos nuevas cervezas con nombres alusivos: la Heisenberg’s Dark y la Walt’s White Lie.

Un spa ofrece un tratamiento exfoliante con sales azules que llaman Bathing Bad, clases para obtener metanfetamina de caramelo y sales de baño y toda una línea de productos cosméticos azules,

El equipo de realización de la serie agradeció a la ciudad su colaboración con grandes carteles en los que se leía: ¡Gracias, Albuquerque! Hemos tenido mucha química juntos.

image.png

————————

La química de Breaking Bad:

0: Introducción
1: ¿Puede el ácido fluorhídrico disolver un cadáver?
2: El verdadero poder explosivo del fulminato de mercurio
3: Pila de mercurio
4: Fuegos de colores
5: Cocinando cristal
6: Composición del cuerpo humano
7: Ricina