¿Sal común o sal marina?

clip_image002

Ana Belén Baute Rodríguez >

Probablemente en casi todos los hogares por no decir todos, encontraremos un bote, paquete o salero de cloruro de sodio, coloquialmente y para entendernos “sal común”. Compuesta por dos elementos: cloruro y sodio, se uso es muy frecuente, de ahí la alta incidencia de hipertensos en España.

Cuantas veces no oímos ¡por Dios que desabrido está esto! Personalmente no utilizo casi nada de sal, el paladar se acostumbra y no es nada difícil. Muchas veces en los restaurantes o bares captas que antes incluso de probar la comida, ya están pidiendo el salero y añadiendo al plato de comida, cuando realmente no saben cuál es el punto de sal. ¿Por qué no la pruebas primero?

clip_image004La sal marina, que contiene aproximadamente un 86% de cloruro de sodio, además de otros oligoelementos como calcio, potasio, yodo, manganeso y cloruro de magnesio, pone en tela de juicio que la sal común con un 100% es mucho más perjudicial, sí tiene un 14% más de este compuesto, ¿pero es realmente suficiente?

Lo ideal sería no añadir ni sal común ni sal marina a las comidas, dado que los alimentos contienen sal natural, pero las costumbre tan arraigadas son muy difíciles de eliminar.

La sal común es refinada para conseguir esa textura tan característica y una mejor disolución; hay países en los que se les añade minerales como el yodo y el flúor como beneficio para la salud.

Ambas sales contienen de sodio, por lo que son perjudiciales en exceso. Es muy importante leer las etiquetas de los alimentos para saber que niveles de sodio contienen, la cantidad por ración no debe superar los 147 miligramos.

¿Pero qué es lo más fácil? Seguir haciendo lo que estábamos haciendo hasta ahora, echar sal del tipo que sea, a diestro y siniestro, sobre todo esa población mayor a la que las explicaciones de una persona ajena a su entorno familiar, como puede ser su médico de familia, le diga que es lo que tiene o no que hacer, y que le digas que el cloruro de sodio en exceso es malo, ¡peor se lo pones! ¿Cloruro de qué? Perdone pero yo sólo uso sal la de toda la vida, eso que me está diciendo usted yo no lo uso.

Una respuesta para "¿Sal común o sal marina?"

  1. Rober   4 - junio - 2015 at 7:05

    Hola Ana Belén.

    Pues lo que yo tenía entendido es que no había suficiente evidencia científica como para demonizar la sal, tanto la común como la marina. Vamos, ¡que lo de quejarse de los que tenemos la muñeca floja con el salero sí que es una costumbre arraigada!

    Al menos según este metaanálisis de Cochrane: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21731062

    Mejor será recomendarle a nuestros abuelos que se cuiden de consumir el otro granulado blanco que no falta en los hogares, el azúcar. De este si que hay evidencia concluyente sobre sus inconvenientes para la salud (y no son pocos, por desgracia para los golosos).

    Un saludo

    Responder

Leave a Reply

Your email address will not be published.